16 feb. 2020

Layer cake de limón

receta layer cake de limón

Ingredientes:

Lemon curd:
500 g, puede ser comprado o casero

Crema bávara de limón:
100 g limón exprimido
7 g gelatina neutra en polvo
90 g yemas de huevo
475 g nata
40 g azúcar
1 cucharadita de vainilla (esencia o pasta)
1 cucharada de ralladura de limón
160 g nata
90 de azúcar glas

Bizcocho de limón:
585 g harina normal (= floja)
3 g bicarbonato sódico
15 g levadura química (tipo Royal)
9 g sal
500 g mantequilla a temperatura ambiente
620 g azúcar
180 g claras de huevo
3 cucharaditas de vainilla (esencia o pasta)
450 g leche
100 g limón exprimido
4 cucharadas de ralladura de limón

Buttercream de limón:
600 g de mantequilla sin sal, temperatura ambiente
1,3 kg azúcar lustre tamizado
60 g limón exprimido
Colorante de glaseado de gel amarillo

Preparación:

Crema bávara de limón:
Poner en un vaso el zumo de limón, espolvorear la gelatina y remover. Reservar.
Mezclar las yemas de huevo y reservar.
Poner en un cazo grande los 475 g de nata, los 40 g de azúcar, la vainilla y la ralladura de limón. Calentar a fuego medio hasta que esté caliente. Retirar del fuego y, cuando baje de 50º C, verter lentamente sobre las yemas.
Pasar la mezcla al cazo y calentar a fuego medio hasta esté lo suficientemente espesa como para cubrir la parte posterior de una cuchara (cuando alcance aproximadamente 82 °C). Debería suceder bastante rápido. Retirar del fuego.
Añadir el zumo de limón con gelatina y remover hasta que quede suave. Verter a otro cuenco y meterlo dentro otro cuenco más grande con agua y hielo para que se enfríe rápidamente. Dejar enfriar.
Mientras tanto, batir los 160 g de nata con varillas a velocidad alta hasta que forme picos blandos, añadir los 90 g de azúcar glas y seguir batiendo a velocidad alta hasta que forme picos duros.
Añadir la nata a la crema (cuando esta tenga al menos temperatura ambiente), removiendo suavemente hasta que esté integrado.

Bizcocho de limón:
Precalentar el horno a 175 °C. Forrar tres moldes desmontables de 20 cm con papel de horno en la base y spray en los laterales.
Mezclar la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal. Reservar.
Batir con varillas la mantequilla con el azúcar a velocidad media durante aproximadamente 3-5 minutos, hasta que esté suave y esponjoso.
Añadir las claras de huevo y la vainilla y batir hasta que estén bien combinados.
Añadir una tercera parte de la mezcla de harina a la masa y batir a velocidad media hasta que se incorpore.
Añadir aproximadamente la mitad de la leche, el limón exprimido y la ralladura y batir a velocidad media hasta que se incorpore.
Continuar alternando agregando ingredientes secos y húmedos, raspando los lados del tazón cuando sea necesario y batiendo hasta que se incorporen después de cada adición.
Dividir la masa de manera uniforme entre los tres moldes.
Hornear durante 30-35 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de los bizcochos salga limpio.
Retirar del horno y dejar que se enfríen durante un par de minutos. Desmoldar y pasar a una rejilla para que se enfríen por completo.

Buttercream de limón:
Batir la mantequilla con palas planas a velocidad media hasta que esté suave (unos 8 minutos).
Bajar la velocidad y añadir aproximadamente la mitad del azúcar lustre a cucharadas.
Añadir el zumo de limón y mezclar hasta que esté bien combinado y suave.
Añadir a cucharadas el azúcar lustre restante y batir hasta que esté bien combinado y suave.
Si queda demasiado espeso, añadir un poco más de limón exprimido.

Montaje:
Los bizcochos deberían ser bastante planos. Si tienen cúpula hay que recortarlas para que queden planos.
Cortar cada bizcocho por la mitad horizontalmente, para tener 6 bizcochos finos.
Sacar el lemon curd y la crema bávara de la nevera y remover para suavizarlos.
Pasar el buttecream a una manga con una boquilla.
Poner el primer bizcocho. Lo ideal es ponerlo en un disco sobre una base giratoria (podéis usar esta de IKEA): la base giratoria facilitará el alisado de la cobertura más adelante y el disco ayudará a transportarlo al plato o stand en el que vayamos a servir la tarta.
Poner un cordón de buttercream sobre el bizcocho, en el contorno interior. Esto servirá para que los rellenos no acaben saliendo hacia fuera por el peso.Rellenar con 1/3 de la crema bávara.
Colocar encima otro bizcocho, poner un cordón de buttercream y rellenar 1/3 de lemon curd.
Repetir tres veces y poner el bizcocho final arriba.
Poner una capa tapamigas, es decir, una capa fina de buttercream cubriendo toda la tarta, para que cuando demos la cobertura de buttercream definitiva no se mezclen migas. Y refrigerar al menos media hora en la nevera.
Cubrir con el resto del buttercream y alisar, lo ideal es usar un scraper acrílico.
Refrigerar hasta el momento de servirlo.

receta layer de limón

Trucos / consejos / comentarios:

Hace poco hicimos una encuesta en nuestro Instagram y gracias a ella supimos que una de las cosas que más os interesan son las recetas de layer cakes 😊 Así que hemos creado una sección especial para ellas y a partir de ahora publicaremos más: el próximo será de fresa.

La idea de decorar la parte superior con rodajas de limón y icing sugar es de aquí (la receta no), pero al cabo de un rato la humedad de los limones humedece el icing sugar que tiene alrededor.

Para que la cobertura quede perfecta, podéis utilizar estos discos con el scraper acrílico. Como el bizcocho es de 20 cm y los discos de 21 cm, quedará un grosor de medio centímetro por cada lado. Podéis ver cómo usarlos en este vídeo.

1 comentario:

MásQueRopa dijo...

Maaaa mía q delicia de postre 💕💕💕