23 ene. 2018

Galletas de comunión

Tenemos un nuevo modelo de galletas de comunión 😊 Estas galletas son un recuerdo de Primera Comunión original, bonito y que se puede prepararse con la propia niña comulgante. Necesitarás nuestro cortador "niña de comunión Paloma" y nuestro modelo nº 883 en papel de azúcar.

galletas de comunión

No olvides indicar, al hacer el pedido, qué opciones deseas para el modelo nº 883: color de piel, extras opcionales (pecas, crucifijo, gafas), peinado, color de pelo, adorno del pelo (si la quieres sin adorno, indícalo) y color de ojos. Por ejemplo "Piel A, peinado A, color pelo B, adorno C, ojos A".


Recibirás el papel de azúcar en hojas dentro de fundas individuales transparentes. Nuestro papel de azúcar tiene una fecha de consumo preferente (no caduca) de unos 18 meses desde el momento en que lo enviamos. Hay que mantener las hojas de papel de azúcar dentro de esas fundas hasta el momento de usarlas: de lo contrario el papel puede ponerse pegajoso o resecarse (según la humedad ambiente), lo que dificultaría su manipulación. El papel de azúcar se recorta con tijeras normales, igual que el papel normal. Para que me resulte más cómodo yo primero recorto rápidamente alrededor del dibujo dejando un margen en blanco, y luego ya recorto por el contorno, más despacio.

galleta de comunión

El papel de azúcar se puede pegar directamente a la galleta (receta aquí) con miel, mermelada sin grumos, sirope del que se usa para las tortitas (lo venden en el súper), jarabe de maíz o cualquier sustancia comestible del estilo (fluida y pegajosa). En este caso he utilizado miel. Ponemos el papel de azúcar recortado boca abajo sobre una servilleta, para no manchar la mesa, y untamos la miel o lo que hayamos elegido con ayuda de un pincel. Puede ser cualquier pincel siempre y cuando lo utilicemos sólo con productos alimentarios para no "contaminarlo".

galletas de primera comunión

A continuación lo colocamos sobre la galleta y presionamos un poco con la palma de la mano para asegurarnos de que el papel quede bien pegado (la galleta no es perfectamente lisa). Estas galletas aguantan hasta dos meses si se guardan en una caja de lata (de las de galletas de toda la vida), más allá de ese tiempo pueden empezar a saber rancias por la mantequilla pero no le sentarán mal a nadie. Y aguantan bonitas indefinidamente, para quien quiera conservarlas de recuerdo 😊

recuerdos primera comunión



Pueden entregarse dentro de una bolsita individual o en una caja individual.

Además tenemos todos estos productos de papelería a juego con estas galletas y también este kit imprimible a juego.

En zonas húmedas si el papel está demasiado tiempo fuera de la funda antes de pegarlo a la galleta, sucede lo que podéis ver en estas fotos enviadas por dos clientas: varias horas después de decorar las galletas el papel de azúcar se raja.


Para evitarlo lo mejor es sacar la hoja de la funda, recortar rápidamente tres muñecas (no un corte fino, simplemente para separarlas del resto de la hoja), volver a meter el resto de la hoja en la funda, y recortar y pegar esas tres muñecas a la galleta. Y así todo el rato: de tres en tres (o de dos en dos, si se recorta muy despacio) para que el papel esté poco tiempo fuera de la funda antes de pegarlo en la galleta. E ir guardando las galletas en una caja hermética conforme se van decorando (embolsadas o sin embolsar, da lo mismo) para que no se pongan blandas por la humedad.

Algo parecido puede ocurrir si se utiliza pegamento comestible para pegar el papel a la galleta, por eso nosotros no vendemos pegamento comestible ni lo recomendamos nunca para el papel de azúcar: le añade mucha humedad al papel de azúcar porque contiene bastante agua.

Aquí podéis ver toda la información de comuniones de niñas.
Aquí podéis ver toda la información de comuniones de niños.

No hay comentarios: