18 nov. 2011

Donuts

 
Ingredientes:

1,5 sobres de levadura seca panificable (7 g)
240 ml leche (a unos 45º)
400 g harina de fuerza
30 g azúcar normal
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de esencia de vainilla
3 yemas de huevo
56 g mantequilla a temperatura ambiente
Aceite  de girasol para freír

Para el glaseado
150 g azúcar glas tamizado
3 o 4 cdtas. de leche o agua
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Poner en un cuenco 180 ml de leche con 1 sobre de levadura, mezclarlo e ir añadiendo 110 g de harina hasta conseguir una pasta. Cubrirlo con un paño y lo dejar reposar durante unos 30 minutos en un lugar cálido (por ejemplo un cuarto pequeño con radiador).
Pasado ese tiempo poner en la Kitchen Aid o robot de cocina (también se puede hacer a mano) el resto de la leche y de la levadura, mezclar e ir añadiendo las yemas de huevo, el azúcar, la sal, la esencia de vainilla y la masa que hemos preparado con antelación. Mezclar durante unos 30 segundos o hasta que nos quede una mezcla suave. A continuación añadir la mantequilla cortada en cuadrados y volver a mezclar durante unos 30 segundos o hasta nos quede una masa suave.
Con el gancho de amasar del robot de cocina (o velocidad espiga en Thermomix, o a mano) continuar amasando añadiendo el resto de la harina en varias adiciones hasta obtener una masa suave, lisa y sin que se pegue en nuestras manos. Si se pega añadir una poco más de harina, pero poco a poco.
Taparlo con un film transparente y dejarlo reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, introducirlo en el frigorífico durante 1  o 2 horas.
Una vez que hemos dejado reposar nuestra masa, enharinar la superficie de trabajo y extender la masa con el rodillo dejando una altura de 1 cm, e ir cortando con la ayuda de un cortador de dónuts o cualquier otro que nos sirva para ello (como aros de emplatar). Ir pasando los dónuts sobre una bandeja cubierta con un paño de cocina. Una vez tengamos cortados todos (también podemos hacer berlinas con los centros), lo dejamos reposar durante unos 40 minutos, cubierto con un paño liso, en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire.
Calentar mucho el aceite y luego bajar el fuego (en mi vitro 4 sobre un máximo de 9) y empezar a freír por cada lado sin que llegue a ponerse oscuro.
Una vez fritos preparar el glaseado: poner en un cuenco todos los ingredientes y mezclar a mano hasta conseguir una masa suave y lisa. Sumergir la mitad de los dónuts en el glaseado, escurrir y lo dejarlos reposar sobre una rejilla.

Os prometo que los he hecho yo, palabrita, ni yo misma me lo creo... ¡este parece comprado! quedan increíbles con esta receta y un cortador de dónuts:


Trucos / consejos / comentarios:

Cuando vi esta receta en el blog de Trotamundos y, sobre todo, sus fantásticas fotos, se me pusieron los dientes larguísimos.
 
El glaseado lo hice a ojo en ambas ocasiones. Tuve que dejarlo bastante más espeso de lo que pensé en un primer momento que sería necesario, ya que si no quedaba una capa muy fina.

Yo utilicé levadura seca panificable de la que venden en la mayoría de súper (no la química Royal sino la panificable) y como me parecían muchísimo los 22 g de la receta puse 1,5 sobres (7 g) y crecieron un montón, estaban perfectos.

La primera vez los hice para mi cumple y los corté con aros de emplatar. Quedaron irregulares y algo feíllos pero increíblemente tiernos ¡se hundían simplemente al cogerlos de blanditos que estaban! una maravilla. La segunda vez me compré un cortador de dónuts aunque para mi gusto quedan un poco pequeños con este. Además la segunda vez le puse a la masa 100 g de azúcar en lugar de 30 g ya que me parecieron poco dulces la primera vez.Y el segundo levado lo hice demasiado largo (toda la noche) por lo que no quedaron tan tiernos como la primera vez: por eso en la receta he puesto los tiempos de levado que dejé la primera vez.
 
Para el dónut turquesa utilicé el glaseado de icing sugar que tanto me gusta:
 
 
¡Estaba deseando hacer un donut con glaseado turquesa! :-)

11 nov. 2011

Pops: animalitos de granja


¡Por fin he estrenado el libro de Bakerella que me compré en Nueva York!


Es fantástico, vienen ideas geniales. Estaba deseando hacer a estos animalitos. Y estoy encantada con ellos, aunque el pollito me ha quedado algo cabezón, jajaja.


El único "problema" fueron los morritos... le pedí a Julián que fuera a comprarme Lacasitos y cuando abrí la bolsa ¡vi que no había de color rosa! y entonces caí en que tenía Mentos en casa, jejeje, los probé ¡y perfectos!


Mis rotuladores alimentarios han pasado la prueba de fuego: ¡pintan incluso sobre el chocolate! son geniales.


Para las orejitas del cerdito utilicé unas grageas de chocolate que compré online en UK. Las de la vaca las hice con fondant, igual que lo negro alrededor de su ojo. Los ojitos de la vaca son de glaseado blanco y rotulador alimentario negro. Tanto la cresta del pollito como su pico están hecho con sprinkles de corazones, los puse estando la cobertura aún sin endurecer. Los morritos de la vaca y el cerdito los pegué con glaseado.


Fue divertidísimo hacerlos, y mucho más rápido que las galletas, jajaja ¡estoy deseando repetir!