25 nov 2010

Trufas Valor de Mila

 
Ingredientes:

250 ml de leche
100 g de mantequilla
1 tableta de chocolate Valor a la taza
1 huevo
1 chorrito de nata líquida (de la de montar)
1 copita de coñac o brandy
300 g bizcochos de soletilla (blandos)
Fideos de chocolate Valor


Calentar la leche en un cazo y añadir la mantequilla. Deshacer el chocolate en la mezcla, removiendo, retirar del fuego e ir añadiendo los bizcochos en trocitos. Cuando esté todo bien mezclado, añadir el huevo entero, un chorrito de nata líquida y, por último, la copa de coñac.
Dejar enfriar y meter un rato al congelador. Hacer las bolas y pasarlas por los fideos de chocolate.

Trucos / consejos / comentarios:

Llamo a estas trufas "de Mila"  porque las traía siempre una compañera de la oficina llamada así, ahora prejubilada, cada año por su cumpleaños. Me gustaban tantísimo que, claro, le pedí la receta. Es una de las primeras que hice. Como veis es sencillísima y encima el resultado es fantástico.

21 nov 2010

Tarta de requesón y nueces

  
Ingredientes:

Masa quebrada:
200 g harina normal
100 g mantequilla
1 huevo
50 g azúcar glas
Una pizca de sal

Relleno:
500 g requesón
180 g azúcar
150 g nueces peladas
2 huevos a temperatura ambiente
Una cucharadita de vainilla en pasta
Una pizca de sal

Para la masa quebrada: la mantequilla y los huevos deben estar recién salidos del frigorífico. Incorporar en la Thermomix los ingredientes en este orden: harina, mantequilla cortada en dados, huevo, azúcar y sal. Batir a velocidad 4 durante 15 segundos. Hacer una bola con la masa, tratando de manipularla lo mínimo posible, envolverla en film transparente y dejar en el frigorífico durante al menos una hora.
Pasado ese tiempo, precalentar el horno a 180 ºC. Extender la masa con el rodillo entre dos papeles de hornear tratando de hacer la mínima fricción posible para que no tome temperatura. Retirar el papel de hornear inferior y enrollando ligeramente la masa en el rodillo, ponerla sobre el molde previamente engrasado y extenderla en él. Cortar los bordes con un cuchillo y pinchar la base con un tenedor. Poner encima de la masa papel albal adaptándolo a su forma y sobre él judías. Hornear durante 15 minutos.

Para el relleno: precalentar el horno a 200 ºC. Triturar las nueces hasta hacerlas polvo. Introducir todos los ingredientes en la Thermomix y batir a velocidad 7 hasta conseguir una mezcla suave y homogénea. Verter en el molde con la masa quebrada, espolvorear azúcar por la superficie e introducir en el horno. Pasados 10 minutos reducir la temperatura a 175 ºC y hornear unos 30-35 minutos más, hasta que cuaje.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es de la fantástica web de Gastronomía&Cía. Queda muy sabrosa, se aprecia perfectamente el sabor a nuez y la masa quebrada es fantástica. La mayor dificultad la encuentro en extender dicha masa en el molde sin que se rompa, pero por lo demás es muy sencilla de preparar.
 
Utilicé el mismo molde, desmontable, del que hablé en este post.
 

16 nov 2010

Gofres auténticos


Ingredientes (para 8 gofres):

375 g de harina de fuerza
135 g de leche tibia
5 g de levadura seca de panadero
2 huevos pequeños + 1 yema
1 pizquita de sal
1 cucharadita de vainilla en pasta

200 g mantequilla a temperatura ambiente
250 g azúcar perlado

Diluir la levadura en la leche.
Poner en el robot de cocina todos los ingredientes, menos el azúcar y la mantequilla. Amasar con el gancho de masa durante un minuto a velocidad 1, subir a velocidad 2 y seguir amasando hasta que esté homogéneo. Dejar reposar 30 min.
Añadir la mantequilla y el azúcar y amasar con el gancho de masa a velocidad 1 hasta que esté homogéneo.
Pasarlos por la gofrera.



Trucos / consejos / comentarios:

Me chiflan los gofres auténticos, esos en los que sientes al morderlos cómo partes algún grumito de azúcar que cruje entre tus dientes. Hasta ahora había hecho estos gofres, riquísimos, pero más parecidos a tortitas que a los gofres que venden en los puestos auténticos. Utilizaba, como en esta ocasión, la gofrera de Lidl que comento, por cierto en su temperatura mínima: con el resto se chamusca el exterior quedando crudo el interior. Esa gofrera podéis comprarla también en Amazon.

Por fin he hecho gofres auténticos con esta receta y me han encantado. Os advierto si vais a hacerlos que la masa se ve muy espesa y pringosa, tanto que me sentí tentada a añadirle más leche o huevo... pero por suerte no cedí al impulso, y quedaron perfectos. Con las cantidades indicadas me salieron 8 gofres.

Monté nata bien fría, últimamente la compro de marca Pascual y me va muy bien. Y preparé una salsa de chocolate que me habían puesto el fin de semana anterior en la Chocolatería Valor con un brownie, que me gustó tantísimo que pedí que me contaran cómo hacerla ¡y resultó ser de lo más sencillo! Se prepara con la tableta de "Cobertura negra de chocolate", la que viene en un paquete alargado, marrón claro, con un peso de 500 g y tiene un 52% de cacao. Se trocea bien el chocolate y se pone en un cuenco resistente al microondas con 75 g de agua por cada 100 g de chocolate* Se mete unos minutos en el microondas a máxima potencia, se saca y se remueve (tratando de no introducir aire, no hay que batir sino remover), y si es necesario se repite hasta que esté totalmente disuelto ¡delicioso! y en un momento. No pienso comprar más siropes de chocolate, a partir de ahora utilizaré siempre esto.

* Si usáis chocolate con leche de cobertura, conviene bajar la proporción de agua a 50 g por cada 100 de chocolate para que no quede muy líquido.

30 oct 2010

Buñuelos de viento


Ingredientes:

310 g agua
25 g mantequilla
25 g azúcar
La corteza rayada de un limón (opcional)
1 pizca de sal
125 g harina
4 huevos
Azúcar

Poner en un cazo el agua, la mantequilla, el azúcar, la corteza rayada de limón y la sal. Cocerlo a fuego alto y cuando empiece a hervir echar de una vez la harina y, sin retirar del fuego, remover con una cuchara de madera hasta que la masa se desprenda de las paredes del cazo. Retirar del fuego y dejar reposar hasta que esté templado. Incorporar los 4 huevos, uno a uno, sin incorporar el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado. Dejar reposar la masa 2 horas. Pasar a una manga pastelera.
Poner aceite de girasol a calentar en un cazo de fondo grueso. Cuando esté a unos 180º C ir echando trocitos de masa con la manga, cortándola con un cuchillito o espátula de cocina. Ellos mismos se van dando la vuelta cuando es doran por un lado. Cuando estén bien dorados, sacarlos con una espumadera, dejarlos sobre servilletas de papel para que se les vaya el exceso de aceite y rebozarlos en azúcar.
Rellenar con nata, crema pastelera, crema de chocolate... con ayuda de una manga pastelera con boquilla nº 232.


Trucos / consejos / comentarios

Jamás hubiera pensado en preparar buñuelos de viento ¡me parecían imposibles de hacer! si mi madre no me hubiera insistido e insistido porque estaba deseando tomarlos en la fiesta de Halloween. La receta es del libro "1080 recetas de cocina" de Simone Ortega y no resulta complicada. Se pueden rellenar por ejemplo con crema de café. Una vez rellenos de crema pesan aproximadamente 1 kg.


24 oct 2010

Galletas decoradas: dinosaurios

 




Sí, yo también me pregunto qué hacen esos dos de arriba a la derecha... la próxima vez les daré bromuro antes de la sesión fotográfica. Jesús qué cruz.


21 sept 2010

Legoland Deutschland

  
Si hay algo que me gusta... quiero decir, aparte del algodón dulce, los postres, los colores pastel, viajar, ir al cine, la esgrima, leer, hacer yoga, las cosas brillantes, escuchar música (seguro que me dejo algo)...  son los parques temáticos.

Casi todos los años sacamos bonos para Warner o para Faunia o para el Parque de Atracciones o para todos ellos. Aquí en España tenemos parques temáticos fantásticos: mis preferidos son Warner, Terra Mítica, Port Aventura e Isla Mágica; así que no entiendo esa obsesión por irse hasta Disneyland París. Pensé que quizás la primera vez que estuve me llevé una impresión equivocada pero no, la segunda vez (hace dos años) tuve la misma: es una Warner con idénticas atracciones, aunque diferentes muñecos (Mickey en lugar de Piolín, por ejemplo), sólo que más cara, con colas 10 veces más infernales y con posibilidad de un tiempo asqueroso (lluvia y frío) incluso en agosto.

Pero si hay un lugar al que merece la pena desplazarse, aparte de Orlando (claro), esa es Baviera: Legoland Deutschland en Günzburg y el Parque de Playmobil de Zirndorf.

Legoland Deutschland es el parque temático que más me ha gustado en mi vida (sin contar los de Orlando). La única pega que le vi fue el transporte, no os aburro contándoos las desventuras que pasamos para llegar hasta allí desde Múnich ni para volver (cayó mi mito sobre la puntualidad y eficiencia alemanas)... parecía fruto de una pesadilla kafkiana; pero es posible que se tratara de problemas puntuales de (ley de Murfy) ese día. Así que, si como a mí os gustan los parques temáticos y Lego, os recomiendo este absolutamente.






Por culpa de los problemas con el transporte, no tuvimos tiempo de visitar todas las atracciones, y la que más lamento haberme perdido es esta ¡debía de ser increíble!


Aquí tenéis el plano del parque:



Cosas para comprar que me gustaron especialmente:









Aquí podéis ver lo que compramos en Legoland y también otras compras que hicimos por Alemania.

MiniLegoland: está a la entrada ¡todo está hecho con piezas de Lego! Es alucinante...



















Daniel no hace más que preguntarme cuándo volvemos... y yo también lo estoy deseando. Así que, en cuanto supere el trauma del viaje Munich-Günzburg, allá iremos de nuevo.

13 sept 2010

Tarta de chocolate de Pierre Hermé

  
Masa dulce:

1 cucharadita de vainilla en pasta
100 g mantequilla a temperatura ambiente
50 g azúcar glas
200 g harina
1 pizca de sal
1 huevo







Tamizar el azúcar y la harina en un cuenco junto con la pizca de sal; mezclar. Batir la mantequilla (con Kitchen Aid 3 minutos a velocidad 3, con Thermomix lo mismo pero con mariposa), incorporando la vainilla a mitad del batido. Añadir la mantequilla al cuenco de la mezcla de azúcar y harina y mezclar con la yema de los dedos hasta obtener una mezcla arenosa (similar al pan rallado). Formar un hoyo en medio y echar el huevo ligeramente batido en el centro. Mezclar con cuidado y, si la masa quedara muy seca, añadir 1 ó 2 cucharadas de agua (yo no lo he necesitado). Cuanto más se amase, más dura quedará luego. Formar una bola y envolverla con film transparente. Dejarla reposar en el frigorífico durante mínimo, 2 horas.
Engrasar un molde. Poner la masa sobre papel de hornear, aplastar un poco y poner otro papel de hornear encima. Extenderla dándole forma circular lo suficiente para que cubra la base y laterales del molde. Quitar el papel de hornear superior, enrollar la masa en el rodillo un poco y extenderla con cuidado en el molde (con la parte que no tiene papel de hornear hacia abajo). Ajustar la masa al molde con los dedos y recortar los sobrantes del borde con un cuchillo. Pinchar la base de la masa con un tenedor y reservar 30 min. en la nevera. Precalentar el horno a 180 º C. Cubrir con papel albal y esparcir encima judías. Hornear 15 min. Quitar las judías y hornear otros 5 min. Dejar enfriar bien antes de poner dentro la ganache.

Ganache:

225 g chocolate Valor en gotas 70%
75 g azúcar glasé
1 huevo grande
3 yemas de huevo
150 g mantequilla a punto de pomada

Fundir el chocolate al baño María. Mezclar el azúcar, el huevo y las yemas. A continuación, agregar el chocolate fundido y la mantequilla reblandecida. Echar la ganache dentro de la tartaleta y hornear 8 min.
Dejar que se enfríe, meter en la nevera y desmoldar al día siguiente.


Trucos / consejos / comentarios:

La receta original es del libro "Larousse del chocolate" de Pierre Hermé, pero he variado alguna cosa en la masa dulce, no le he puesto frambuesas y la he hecho en un molde grande en lugar de en varias tartaletas  pequeñas.

La había hecho ya en otra ocasión, pero la masa dulce me quedó muy, muy quebradiza (aunque riquísima), de modo que fui incapaz de desmoldarla. Sin embargo en esta ocasión ha quedado totalmente compacta, hasta tal punto que podía sostener la tartaleta en mis manos directamente (sin plato siquiera). Y eso a pesar de que hice "trampas" con la mantequilla porque olvidé sacarla con tiempo para que tomara temperatura ambiente... despistada que soy... y era ya tardísimo, así que la puse en el microondas un rato en el nivel de potencia de descongelar.

Como precaución para esta ocasión compré un molde desmontable rizado:


Mide 23 cm. de diámetro en su parte superior y lo compré en González y González por 5,60 €. Y puse dos tiras de papel de hornear en forma de cruz, sobresaliendo por debajo, para poder "arrastrar" la tartaleta fuera del disco sin que se me rompiera, aunque ya digo que quedó tan firme que no fueron necesarios.

Además, en lugar de engrasarlo con mantequilla, lo rocié con spray antiadherente.

Para decorarla le puse cacao en polvo por encima, "rociado" con un colador pequeño, y flores de nata que hice con una manga pastelera y boquilla 1M de Wilton. ¡Por fin he conseguido que la nata me quede bien firme y se mantenga! Puse tanto el bote como el recipiente de la Kitchen Aid unos minutos en el congelador, luego la monté con el accesorio de varillas en velocidad progresiva 8 (eran 200 ml), al poco de empezar a batir le añadí espesante de nata (aunque no creo que sea imprescindible usarlo... pero ya que compré un montón en Alemania, le daré salida) y casi al final le fui añadiendo el azúcar lentamente a cucharadas.

Está deliciosa, fue todo un éxito: os la recomiendo totalmente.

7 sept 2010

Cobertura de café de Primrose Bakery

  
Ingredientes:

150 g mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharada de leche a temperatura ambiente
2 cucharaditas de café en polvo instantáneo
350 g azúcar glas tamizado

Diluir el café en la leche y poner junto con la mantequilla y la mitad del azúcar en el robot de cocina. Batir con las palas planas (mariposa si es Thermomix) a velocidad 3 hasta que esté bien cremosa, durante unos 4 minutos. Tanto en este batido como en el siguiente bajar tantas veces como sea necesario con una espátula lo que quede pegado a las paredes y a las palas. Añadir el resto del azúcar y volver a batir, unos 3 minutos. Si no se va a utilizar en el momento, se puede guardar en la nevera, pero antes de utilizarlo hay que dejar que vuelva a tomar temperatura ambiente y batirlo de nuevo un poco.



Trucos / consejos / comentarios:

Una receta más del libro "Cupcakes from the Primrose Bakery". En la receta original indican que se mezcle el café con un poco de agua, pero yo lo he añadido directamente a la leche, que he calentado previamente un poco en el microondas. Utilicé café descafeinado. He sustituído el azúcar icing de la receta original por azúcar glas que es más fácil de conseguir.

En esta ocasión preferí untar esta cobertura a los cupcakes de la forma en que lo hacen en Primrose Bakery (bueno, algo más chapuceramente...). Y es que no deja de ser mantequilla pura con azúcar, y me temo que nuestro paladar no está acostumbrado a cosas tan... ejem.... "contundentes"... como el de los estadounidenses ¡Incluso a mí aquella vez se me hizo empalagoso en tanta cantidad! Así me ha gustado mucho más, además que entre el saborcito a café y lo esponjoso que ha quedado este debo decir que me ha encantado. Para completarlo, les puse unos Conguitos encima que parecían granos de café.


Me salieron 20 magdalenas que quedaron increíblemente esponjosas.


Siempre que horneo magdalenas lo hago colocando los papeles de magdalena dentro de moldes de este tipo para que mantengan bien la forma.