25 dic. 2011

Red velvet cupcakes con cobertura de merengue suizo

 
Ingredientes:

Magdalenas:
175 g mantequilla a temperatura ambiente
175 g azúcar glas
2 huevos ligeramente batidos
1 cucharadita de esencia de vainilla
Colorante en gel rojo
175 g harina
1 cucharada de cacao
1 cucharadita de bicarbonato sódico
125 ml leche a temperatura ambiente
1 cucharadita de limón

Merengue suizo:
190 g azúcar glas
1 cucharada escasa de agua
3 claras de huevo
Una pizquita de sal





Magdalenas red velvet:
Precalentar el horno a 180 ºC preparar una bandeja para las magdalenas con papeles de magdalena.
Mezclar la leche con el limón y dejar reposar.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y esté ligero. Añadir poco a poco los huevos mientras se bate a velocidad mínima. Batir bien hasta que quede totalmente homogéneo. Añadir la esencia de vainilla y el colorante rojo (un chorrito bastará) y mezclar.
Tamizar la harina, el cacao y el bicarbonato sódico. Añadir a la mezcla anterior alternando con la leche a la que habíamos añadido limón.
Llenar las 12 cápsulas de magdalenas (unos 2/3 de su capacidad) y hornear a 180 ºC durante 20 minutos.

Cobertura de merengue suizo:
Poner todos los ingredientes al baño vapor (igual que el baño María, pero sin que el agua toque la base del recipiente superior) y batir suavemente a mano hasta que la mezcla alcance los 60 ºC. Pasar al robot de cocina y con el accesorio de varillas batir a velocidad alta (8 sobre 10) hasta que forme picos duros. Utilizar inmediatamente.


Trucos / consejos / comentarios:

Otra receta del fabuloso libro Christmas cupcakes. Y digo fabuloso porque todas las recetas salen genial, están riquísimas y son sencillas de hacer. En este caso he ajustado la cantidad del merengue suizo porque a mí, que lo hice con 4 claras y 250 g de azúcar glas, me sobró bastante. Y he reducido la cantidad de cacao a la mitad para que no queden muy marrones. Por lo demás ¡todo perfecto!


En la receta original las magdalenas llevan buttermilk, pero como no es fácil de encontrar en España siempre lo sustituyo en los ingredientes directamente por leche templada con algo de limón, que al cabo de unos minutos es buttermilk. Además el libro indicaba que el bicarbonato se mezclara con vinagre y se añadiera al final... pero yo esto no lo veía, el vinagre no me entusiasma, así que incorporé el bicarbonato con el resto de ingredientes secos y ha quedado genial. Y, confesión: se me olvidó dejar la mantequilla a temperatura ambiente el día anterior, así que hice trampa y la metí en el microondas (lo sé, lo sé ¡esto no se debe hacer!) a baja potencia, pero mientras tanto Daniel me pidió la paga y para estos temas tiene poca paciencia... así que fui a dársela y cuando volví ¡se había fundido la mantequilla! Bueno, pues aún así me quedaron fantásticos, súper esponjosos y jugosos ¡riquísimos!


La cobertura me ha encantado porque me chifla el merengue, es mucho más ligera que el buttercream y además ¡mucho más blanquita! El buttercream está bien para teñir pero si lo dejas tal cual... es amarillento (por la mantequilla). Así que pienso usarla a menudo a partir de ahora. Algunos los tosté con este soplete de cocina. Unos los puse con una paleta (los que se ven lisitos) y otros con manga pastelera y boquilla 1M. La mayoría los decoré con figuritas de fondant cortadas con mini-cortapastas y un par de ellos con mini-galletas. A este le esparcí disco-dust verde y pinté la estrella con un pincel untando polvos dorados mojados con una gotita de vodka.


En la receta de las magdalenas y de la cobertura venía "caster sugar" que sería algo intermedio entre nuestro azúcar normal y el azúcar glas... así que yo utilicé azúcar glas. Pero creo que el azúcar normal funcionaría perfectamente, ya que para la masa de magdalenas es el que se suele utilizar y para el merengue suizo en cualquier caso se disuelve cuando está al baño vapor.

¡Espero que os gusten!

22 dic. 2011

Más mini-galletitas

 
Hace un tiempo compré online en The cake decorating company estas florecitas de glaseado, con intención de ponerlas en cupcakes al estilo Primrose Bakery y además tenerlas de modelo para localizar una boquilla con las que hacerlas yo misma. Pero después de hacer las mini-galletitas de cupcakes de fondant pensé que también quedarían monísimas con estas flores ¡y así es!


Las pegué a la galleta con un poquito de glaseado blanco de delineado, galletas-exprés, más sencillas y rápidas de hacer imposible:


Y súper resultonas ¿verdad?


Creo que se podrían hacer estas flores con la boquilla 224 de Wilton. Ya os contaré qué tal cuando lo pruebe.

Y ahora el video de la canción que Daniel y sus compañeros de clase van a representar hoy en el cole ¿a que es preciosa?




¡¡FELIZ NAVIDAD!!

18 dic. 2011

Formas en fondant con moldes de silicona

Hace poco me compré un molde de silicona para fondant. Y es fantástico. Empecé poniendo un poquito de Crisco, tal y como indican las instrucciones, para evitar que se pegara el fondant, pero la verdad es que ni siquiera es necesario hacerlo ¡va fenomenal!


Este es el molde:


Aquí están los "cupcakes" sin galleta:


¿Verdad que son una monada?

16 dic. 2011

Cupcakes de caramelo y toffee

 
Ingredientes:

Magdalenas de toffee:
175 mantequilla a temperatura ambiente
100 g azúcar glas
100 g dulce de leche
3 huevos ligeramente batidos
1 cucharada de esencia de vaiilla
175 g harina
3 cucharaditas de levadura
Un pellizco de sal
2-3 cucharadas de leche
75 g de toffees troceados

Frosting de caramelo:
150 g azúcar glas
1 cucharada de agua
150 ml nata
Un pellizco de sal gorda
200 g mantequilla a temperatura ambiente



Magdalenas de toffee:
Precalentar el horno a 180 ºC y preparar una bandeja para las magdalenas con papeles de magdalena.
Batir (con palas planas, o mariposa si es Thermomix) la mantequilla con el azúcar glas a velocidad 3 hasta que blanquee. Verter el dulce de leche e ir añadiendo los huevos batidos lentamente mientras seguimos batiendo a velocidad 1. Bajar con la espátula lo que se pegue a las paredes y a las palas planas/mariposa las veces que haga falta. Añadir la vainilla y batir de nuevo. En un cuenco aparte tamizar la harina con la levadura y la sal. Añadir a la mezcla anterior, añadir también la leche, y batir hasta que esté homogéneo. Repartir la mezcla entre los 12 papeles de magdalenas (llenándolos unos 2/3 de su capacidad). Poner los toffees troceados por encima y hornear unos 20 minutos o hasta que al pinchar un pincho metálico, este salga limpio. Sacar del horno y dejar enfriar en una rejilla.

Frosting de caramelo:
Poner el azúcar mezclado con la cucharada de agua en un cazo pequeño de fondo grueso. Calentar a fuego lento (en vitro 6 sobre un máximo de 9) hasta que se funda sin remover. Subir el fuego (al 8) hasta que tenga el color del ámbar oscuro. Quitar del fuego y añadir la sal y la nata. El caramelo empezará a burbujear y endurecerse, y hay que remover rápidamente para que se derrita en la nata. Dejar enfriar. Batir la mantequilla hasta que esté cremosa y añadir gradualmente el caramelo (que esté totalmente a temperatura ambiente) batiendo hasta que esté suave. Llenar la manga pastelera y utilizando una boquilla 1M decorar de fuera adentro.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del fantástico libro "Christmas cupcakes" y me ha sorprendido gratamente porque además de estar de vicio, está todo muy bien explicado, no tiene ninguna dificultad y salen exactamente las unidades que indican (12), algo que no es tan habitual como debería en los libros de recetas...

Utilicé el dulce de leche que venden en el súper de La Lechera y los toffees de Werther's original. Además la receta parece estar pensada para los Werther's, ya que los 75 g son exactamente 12 caramelos, es decir, uno por cupcake.


Yo no pude resistirme a remover un poco el azúcar para que se disolviera uniformemente, pero lo hice despacito (para no sentir que hacía trampa) y el resultado ha sido fantástico. Cuando añadí la nata al caramelo salió una nube de vapor que me achicharró la mano mientras removía rápidamente para que se disolviera bien, así que en este paso si utilizáis un guante de horno mucho mejor, jeje. No imagináis lo riquísima que está la crema de caramelo antes de añadirla a la mantequilla, he dejado el cazo y la cuchara tan limpios rebañándolos que creo que han mermado; pienso utilizar esta crema para acompañar alguna tarta ¡o tortitas! me relamo de pensarlo. Y las magdalenas... la próxima vez les pondré aún más Werther's ¡qué rico cuando muerdes un trocito! además están súper esponjosas, perfectas ¡ya me he comido tres! glups.

Libros: Christmas cupcakes, de Annie Rigg

Este libro me lo ha traído una de mis hermanas de su último viaje a Londres:


No sólo vienen ideas decorativas increíbles



sino también recetas fantásticas, como la que acabo de probar: cupcakes de caramelo y toffee ¡¡más que deliciosos!!

14 dic. 2011

Libros: The contemporary cake decorating bible

Últimamente me estoy comprando todos los libros en Amazon.UK, como este:


Este libro es, tal y como dice el título, la biblia de las tartas decoradas ¡vienen todo tipo de técnicas! que podemos utilizar también en galletas y cupcakes: estencils, patchwork, mezcla de fondant de diferentes colores para conseguir diseños preciosos... además de muchas recetas.


Y ¿qué me decís de este zapato de encaje? alucinante... y viene todo bien explicadito (en inglés, eso sí). En cuanto tenga un momento me pongo con ello y os cuento cómo hacerlo ¡ojalá me queden así de bien!

12 dic. 2011

Libros: Cake decorating at home

 
Igual que el otro libro que tengo de la misma autora, "Chic & unique celebration cakes", trae fabulosas ideas de tartas, cupcakes y galletas a juego, con explicaciones detalladas y recetas.


Unos ejemplos de las maravillas que vienen:




¿Verdad que es genial?

Libros: "Chic & unique celebration cakes"

 
Hace mucho que no os hablo de los libros que me voy comprando... pero no por falta de libros, sino de tiempo. Y voy a tratar de ponerme al día :-)

Hace poco me compré este fantástico libro en Amazon.UK:


Y me ha encantado, es una auténtica maravilla. Vienen conjuntos de tarta+cupcakes+galletas a juego fabulosos, con explicaciones de cómo hacerlo (hay todo tipo de trucos estupendos) y recetas. Aquí os dejo un par de fotos:



Me gustó tanto que al cabo de una semana me compré otro de la misma autora, Zoe Clark, del que os hablaré a continuación.

18 nov. 2011

Donuts

 
Ingredientes:

1,5 sobres de levadura seca panificable (7 g)
240 ml leche (a unos 45º)
400 g harina de fuerza
30 g azúcar normal
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de esencia de vainilla
3 yemas de huevo
56 g mantequilla a temperatura ambiente
Aceite  de girasol para freír

Para el glaseado
150 g azúcar glas tamizado
3 o 4 cdtas. de leche o agua
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Poner en un cuenco 180 ml de leche con 1 sobre de levadura, mezclarlo e ir añadiendo 110 g de harina hasta conseguir una pasta. Cubrirlo con un paño y lo dejar reposar durante unos 30 minutos en un lugar cálido (por ejemplo un cuarto pequeño con radiador).
Pasado ese tiempo poner en la Kitchen Aid o robot de cocina (también se puede hacer a mano) el resto de la leche y de la levadura, mezclar e ir añadiendo las yemas de huevo, el azúcar, la sal, la esencia de vainilla y la masa que hemos preparado con antelación. Mezclar durante unos 30 segundos o hasta que nos quede una mezcla suave. A continuación añadir la mantequilla cortada en cuadrados y volver a mezclar durante unos 30 segundos o hasta nos quede una masa suave.
Con el gancho de amasar del robot de cocina (o velocidad espiga en Thermomix, o a mano) continuar amasando añadiendo el resto de la harina en varias adiciones hasta obtener una masa suave, lisa y sin que se pegue en nuestras manos. Si se pega añadir una poco más de harina, pero poco a poco.
Taparlo con un film transparente y dejarlo reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, introducirlo en el frigorífico durante 1  o 2 horas.
Una vez que hemos dejado reposar nuestra masa, enharinar la superficie de trabajo y extender la masa con el rodillo dejando una altura de 1 cm, e ir cortando con la ayuda de un cortador de dónuts o cualquier otro que nos sirva para ello (como aros de emplatar). Ir pasando los dónuts sobre una bandeja cubierta con un paño de cocina. Una vez tengamos cortados todos (también podemos hacer berlinas con los centros), lo dejamos reposar durante unos 40 minutos, cubierto con un paño liso, en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire.
Calentar mucho el aceite y luego bajar el fuego (en mi vitro 4 sobre un máximo de 9) y empezar a freír por cada lado sin que llegue a ponerse oscuro.
Una vez fritos preparar el glaseado: poner en un cuenco todos los ingredientes y mezclar a mano hasta conseguir una masa suave y lisa. Sumergir la mitad de los dónuts en el glaseado, escurrir y lo dejarlos reposar sobre una rejilla.

Os prometo que los he hecho yo, palabrita, ni yo misma me lo creo... ¡este parece comprado! quedan increíbles con esta receta y un cortador de dónuts:


Trucos / consejos / comentarios:

Cuando vi esta receta en el blog de Trotamundos y, sobre todo, sus fantásticas fotos, se me pusieron los dientes larguísimos.
 
El glaseado lo hice a ojo en ambas ocasiones. Tuve que dejarlo bastante más espeso de lo que pensé en un primer momento que sería necesario, ya que si no quedaba una capa muy fina.

Yo utilicé levadura seca panificable de la que venden en la mayoría de súper (no la química Royal sino la panificable) y como me parecían muchísimo los 22 g de la receta puse 1,5 sobres (7 g) y crecieron un montón, estaban perfectos.

La primera vez los hice para mi cumple y los corté con aros de emplatar. Quedaron irregulares y algo feíllos pero increíblemente tiernos ¡se hundían simplemente al cogerlos de blanditos que estaban! una maravilla. La segunda vez me compré un cortador de dónuts aunque para mi gusto quedan un poco pequeños con este. Además la segunda vez le puse a la masa 100 g de azúcar en lugar de 30 g ya que me parecieron poco dulces la primera vez.Y el segundo levado lo hice demasiado largo (toda la noche) por lo que no quedaron tan tiernos como la primera vez: por eso en la receta he puesto los tiempos de levado que dejé la primera vez.
 
Para el dónut turquesa utilicé el glaseado de icing sugar que tanto me gusta:
 
 
¡Estaba deseando hacer un donut con glaseado turquesa! :-)

11 nov. 2011

Pops: animalitos de granja


¡Por fin he estrenado el libro de Bakerella que me compré en Nueva York!


Es fantástico, vienen ideas geniales. Estaba deseando hacer a estos animalitos. Y estoy encantada con ellos, aunque el pollito me ha quedado algo cabezón, jajaja.


El único "problema" fueron los morritos... le pedí a Julián que fuera a comprarme Lacasitos y cuando abrí la bolsa ¡vi que no había de color rosa! y entonces caí en que tenía Mentos en casa, jejeje, los probé ¡y perfectos!


Mis rotuladores alimentarios han pasado la prueba de fuego: ¡pintan incluso sobre el chocolate! son geniales.


Para las orejitas del cerdito utilicé unas grageas de chocolate que compré online en UK. Las de la vaca las hice con fondant, igual que lo negro alrededor de su ojo. Los ojitos de la vaca son de glaseado blanco y rotulador alimentario negro. Tanto la cresta del pollito como su pico están hecho con sprinkles de corazones, los puse estando la cobertura aún sin endurecer. Los morritos de la vaca y el cerdito los pegué con glaseado.


Fue divertidísimo hacerlos, y mucho más rápido que las galletas, jajaja ¡estoy deseando repetir!

28 oct. 2011

Cake pops: globos oculares ¡y sorteo del curso!

Desde que los vi en la revista Wilton que compré en Nueva York estaba deseando hacerlos ¿quién puede resistirse a unos globos oculares inyectados en sangre?


Compré un bizcocho de los que venden en el súper para hacer tartas de 3 capas, lo desmigajé con los dedos, lo mezclé a ojo con buttercream que me había sobrado y tenía guardado en la nevera (lo calenté un poco en el microondas a media potencia), hice bolitas con las manos, mojé el extremo de los palitos (de unos 17 cm.) en un poco candy coating (Candy Melt es una marca, la de Willton, que a mí no me gusta nada) derretido en el microondas a media potencia, los inserté en las bolitas ¡y a reposar un par de horas en la nevera!


Luego los bañé en candy coating, sujetándolos por el palo, los escurrí bien y los dejé secar. A continuación les pequé con glaseado denso los círculos de fondant (recortados con la base de una boquilla de buttercream y otra de glaseado) y por último dibujé las venas con glaseado (boquilla nº 2). Y lo mejor es ¡que están hechos "a escala" jejeje:


¿Os apetece ver los globos oculares por dentro? morbosillos... ñej, ñej, ñej. Aquí están: rosas, porque el buttercream que tenía estaba teñido (con colorante en gel) de ese color ¡y riquísimos!


¡Que paséis un HALLOWEEN de miedo!

La ganadora del sorteo del curso gratuito ha sido Elena Pérez ¡Enhorabuena, Elena! Espero que lo disfrutes muchísimo. Podéis consultar el sorteo aquí.

13 oct. 2011

Tortas de leche

  

Ingredientes:

4 huevos
250 g azúcar
750 g harina de fuerza
250 ml de aceite refrito con granos de anís
250 ml de leche
40 g levadura fresca
Azúcar glas para espolvorear

Batir los huevos con el azúcar hasta que esté espumoso, añadir la harina y el resto de los ingredientes y amasar. Dejar reposar unas horas, si es posible toda la noche. Precalentar el horno a 180º C, untar las tortas en azúcar y hornear durante 15 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla de horno. Una vez frías, espolvorear azúcar glas por encima.


Trucos / consejos / comentarios:

Julián quería hacer las tortas de leche que tomaba de niño. Pese a que no quedaron como las que él recodaba, nos han encantado, están buenísimas. Su aspecto recuerda a una ensaimada, pero no su sabor ni su textura al comerla. He añadido lo de los granos de anís, precisiones en las cantidades y el tipo de harina, y la temperatura y el tiempo de horneado.

9 oct. 2011

Cupcakes de fondant

  
Esta mañana he decorado con fondant estos    para que en el curso de mañana los alumnos puedan coger algunas ideas sobre cómo decorarlos ¡aunque espero que animen a improvisar cosas nuevas!


La verdad es que es divertidísimo decorar con fondant ¡es como jugar con plastilina! Y además se hace en un momento.


Mañana vamos a disfrutar como todos niños (¡de eso se trata!) porque es como jugar. Y ¡también viene Daniel! que desde que vio el primer curso me estaba pidiendo que por favor, por favor, por favor, le dejara asistir a un curso como alumno para decorar cupcakes igual que todos los demás.


Aquí un primer plano de uno de los que más me han gustado:


¡Estoy impaciente porque llegue el momento de ponernos con las manos en la masa! :-D

5 oct. 2011

Masa dulce


Ingredientes:

150 g mantequilla de la nevera
95 g azúcar glas
250 g harina
2 pizcas de sal
1 huevo
30 g almendras molidas

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo. Espolvorearla con sal y esparcir los trocitos de mantequilla. Frotar la mantequilla y la harina entre las palmas de las manos hasta que no queden trozos de mantequilla: quedará una mezcla desmenuzable.
Reunir esta mezcla y formar un hoyo en medio. Verter el huevo (sin batir) en el centro, a continuación el azúcar y por último las almendras molidas. Con las punta de los dedos, mezclar los ingredientes sin trabajarlos demasiado.
Aplastar la masa, empujádola con la palma de la mano. Formar una bola y envolver en papel de film. Dejarla reposar en el frigorífico durante, como mínimo 4 horas.
Sacar y extender entre dos papeles de hornear con un rodillo. Recortar con la forma deseada y, con ayuda del rodillo (enrollándola un poco) pasarla al molde previamente engrasado, ajustar a su forma, recortar los bordes y pinchar el fondo con un tenedor. Dejar reposar en la nevera 30 minutos. Cubrir con papel albal y poner encima judías o garbanzos (para evitar que crezca). Hornear 17 minutos en el horno precalentado a 180º C.

Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es de "Larousse del chocolate" de Pierre Hermé. La primera vez que la hice me quedó estupenda, la segunda tan quebradiza que no pude desmoldarla sin que se hiciera añicos, la tercera lo mismo... y la cuarta estupenda ¡ojalá sea que ya le he cogido el punto! Lo de  hacer masas a mano no es mi fuerte, pero supongo que se soluciona con práctica. En cualquier caso está riquísima, merece la pena hacerla.

En la receta original también lleva 1/4 de vaina de vainilla, cuyas semillas se añaden al azúcar glas. Yo he desistido de comprar vainas de vainilla porque las del súper ya vienen secas de por sí y si encima tardo en usarlas... al final parecen mojama. Y normalmente el relleno de la tartaleta tendrá un sabor lo suficientemente intenso para que apenas se aprecie la vainilla. Pero si lo pusiera, sería añadiendo un poquito de esencia a la vez del huevo, o bien una cucharadita de azúcar vainillada.


Después de hacer y hornear la masa dulce (en las tartaletas desmontables como la de la foto), simplemente las rellené con este riquísimo lemon curd que compro en la sección internacional de Carrefour, monté merengue con la Kitchen Aid (alucinante cómo monta el merengue, nada que ver con la Thermomix ni con ningún otro aparato de cocina) y lo tosté con este soplete de cocina (a veces los sacan en Lidl a muy buen precio):


Me salieron 9 tartaletas (el lemon curd me llegó muy justito...), según el libro salen unos 600 g de masa dulce. Y estaban riquísimas, a mis padres, hermanos, cuñados y sobrinos ¡les encantó! volaron en un momento.

Y para terminar esta genial canción de los 80 ¿recordáis El Club de los Cinco? esta es la versión de Billy Idol ¡más cañera!



20 sept. 2011

Galletas decoradas: robots espaciales

 
¿Recordáis las fantásticas cartulinas que compré por internet de USA? Entre ellas estaban estas. Desde el momento en que las vi, quise convertirlas en galleta (¿galletizarlas? sí... eso). Adoro los robots infantiles y los colores de este diseño eran preciosos. Y aunque me ha costado más de lo que esperaba encontrar el momento de hacerlas ¡aquí están!


Excepto el cohete, cuyo cortapastas compré en Nueva York (¡en NY Cake Supplies!!), el resto están hechas con plantilla: escaneé la cartulina, recorté las figuras que quería en el ordenador (nave espacial, planeta y cabeza de robot), las pegué en Word al tamaño que quería que tuvieran las galletas, imprimí en una cartulina especial para impresora y las recorté. Luego hay que (armarse de paciencia y) ponerlas sobre la masa e ir recortando con un cuchillo pequeño siguiendo el contorno.


Estoy feliz no sólo con el resultado sino porque no sabía cómo hacer con las antenitas del robot, ya que si la galleta tiene tramos finos acaban rompiéndose... así que tras darle muchas vueltas probé a poner fideos recortados sobre la galleta nada más dar el glaseado azul, colocando un lápiz debajo de la parte que sobresale de los fideos para que se mantuvieran en esa posición hasta que el glaseado se secara totalmente. Luego los pinté con glaseado por delante y les puse en el extremo un sprinkle ¡me encanta cómo ha quedado!



Además, como podéis ver, utilicé purpurina no tóxica de Rainbow Dust. Eso sí, acabé llena de purpurina de pies a cabeza, cuando llegó Julián me dijo que seguro que al acostarnos se me veía en la oscuridad :-D


Y ahora ¡SORTEO!