18 oct. 2020

Barritas de chocolate y Oreo decoradas con chocotransfer

Durante los meses en que no hemos tenido tiempo de preparar contenido nuevo para el blog, iba acumulando sobre mi mesa todas las cosas que quería usar para ello. Hasta que fueron tantas que decidí meterlas en una caja. Este post es muy especial para mí porque por fin he abierto la caja 😊 Las galletas Oreo wafer las compré en un súper inglés: Dealz, hay varios en Málaga. Tienen el ancho perfecto para nuestro molde de snacks, son un poquito más largos pero eso se soluciona fácilmente cortándolos por un extremo con un cuchillo y comiéndose el trozo sobrante 😏

Además he usado chocotransfer serigrafiado, que a diferencia del chocotransfer impreso puede utilizarse sobre chocolate o melts de cualquier color (no sólo del blanco). Porque en esta ocasión quería usar el chocolate con leche de Valor, que me vuelve loca y ya imaginaba que iba a combinar genial con los Oreo wafer.

Os cuento cómo prepararlos:

1.- Preparar las 8 galletas, si no conseguís las Oreo wafer no pasa nada: sirven cualquiera de ese tipo, las de toda la vida de obleas con nata y un poco de sabor a coco. Al meterlas en el molde tiene que quedar algo de espacio sobrante para el recubrimiento de chocolate, si no es así las recortamos con un cuchillo.

2.- Recortar el chocotransfer serigrafiado con tijeras en rectángulos de 10 x 2,5 cm. Podéis descargar este fichero con la plantilla, imprimirlo (si es posible, en cartulina) y recortar (con una es suficiente). Lo que mejor me ha funcionado a mí es pegar la plantilla con celo de doble cara a la cara de plástico del chocotransfer. Recortáis el chocotransfer, despegáis la plantilla y repetís el proceso hasta tener 8 rectángulos de chocotransfer. A continuación hay que colocarlos en las cavidades del molde, con la cara de plástico hacia abajo.


3.- Fundir o atemperar 250 g chocolate con leche de Valor y verter en las cavidades del molde (yo usé una manga para esto) hasta llenarlas aproximadamente a 2/3 de su capacidad. Dar golpecitos con el molde sobre la superficie de trabajo, para que salgan todas las burbujas de aire. Meter una galleta en cada cavidad, apretando hacia abajo pero sin que llegue a tocar la base del molde: debe quedar algo de chocolate entre la galleta y el chocotransfer para que este se vea bonito.

4.- Dejar enfriar. Si hemos atemperado lo ideal es dejar que endurezca a temperatura ambiente y luego meter en la nevera unos 5 ó 10 minutos antes de desmoldar. Si no hemos atemperado podemos meterlo directamente en la nevera y dejar al menos una hora. Nada más sacarlo de la nevera desmoldamos y retiramos el plástico del chocotransfer.

Se mantienen ricos hasta la fecha de consumo preferente de la galleta, el chocolate o el chocotransfer. Y bonitos todavía más tiempo. Sólo es necesario guardar en la nevera si hace mucho calor y por tanto hay riesgo de que se funda el chocolate a temperatura ambiente.

Están deliciosos, nos han encantado tanto a nosotros como a nuestros sobrinos 😋

No hay comentarios: