31 ene. 2013

Cupcakes de vainilla y marshmallows


Cupcakes colores pastel
Ingredientes:

Masa:

100 g mantequilla a temperatura ambiente
100 g azúcar
Una pizca de sal
Una cucharadita de vainilla en pasta
2 huevos medianos
100 g harina leudante tamizada

Sirope:
75 ml agua
75 g azúcar
Una cucharadita de vainilla en pasta

Cobertura:
100 g queso crema (no desnatado)
100 g mantequilla a temperatura ambiente
250 g icing sugar tamizado
Esencia de marshmallows
Colorante alimentario (en gel o pasta) amarillo, rosa y azul














Precalentar el horno a 155 º C.
Poner la mantequilla, el azúcar, la sal y la vainilla en la Kitchen Aid y mezclar hasta que blanquee y esté esponjoso.
Batir los huevos ligeramente en otro cuenco y lentamente añadir a la mezcla anterior, mientras batimos rápidamente. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, dejar de añadir el huevo, añadir 2-3 cucharadas de harina y batir, esto hará que la masa ligue.
Una vez que todo el huevo esté incorporado, añadir la harina restante y batir a velocidad 1 lo justo hasta que esté homogéneo. Llenar las cápsulas hasta 2/3 partes de su capacidad. Hornear durante 20-25 minutos. Los cupcakes están listos cuando al pincharlos, el pincho sale limpio.

Mientras se están horneando los cupcakes, preparamos el sirope. Poner el agua, el azúcar y la vainilla en un cazo y hacerlo hervir. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Usando un pincel de pastelero, mojar la parte de arriba de los cupcakes mientras aún están calientes, esto permite que el sirope se absorba más rápido. Una vez estén templados, pasar los cupcakes de la bandeja a una rejilla y dejar enfriar completamente.

Cobertura: Poner el queso crema en la Kitchen Aid y mezclar hasta que esté suave y cremoso. Reservar. Poner la mantequilla y el icing sugar en la Kitchen Aid y batir hasta que esté muy pálido y esponjoso. Añadir el queso crema poco a poco y batir a velocidad 6 hasta que esté mezclado. Separar en tres partes iguales, teñir cada parte de un color.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta es la sexta y última receta que publico del libro "Boutique baking" de Peggy Porschen. Como comenté la octava no me convencía (es una variación de esta, con licor) y en cuanto a la séptima, cupcakes de selva negra, aquí está el resultado:


Fui probando con la temperatura que se indicaba en el libro (el de en medio) y con temperatura superior e inferior, pero nada... y es que esa masa más que de magdalena es de brownie. Muy rica, eso sí.


En estos cupcakes también he tenido que bajar la temperatura y aumentar mucho el tiempo. Si no, crecían estando crudos por dentro y se hundían. Las modificaciones están incorporadas en la receta que publico. La cantidad de masa da para 12 cupcakes (aunque el libro indique 24), la cantidad de cobertura la he reducido para que dé para decorar 12 cupcakes.

Cupcakes románticos

Para decorarlos, me he visto unas cuantas veces el vídeo que grabé en Magnolia Bakery (en Nueva York) ¡es fantástico! aquí podéis verlo:

Vídeo

La cobertura original era con semillas de vainilla, pero con esos colores pastel tan monos me apetecía más ponerle esencia de marshmallow ¡y está de vicio!

Cupcakes Peggy Porschen

En lugar de semillas de vainilla para la masa y el sirope, he usado vainilla en pasta de Home Chef: desde que la he descubierto soy fan absoluta.


De nuevo he usado mi objetivo de 60 mm para algunas de las fotos... y empieza a gustarme incluso más que el de 50 mm.

Cupcakes vainilla

Algunas me habéis preguntado por el "montaje" para las fotos, supongo que sobre todo cómo coloco el reflector. Esta vez iba con prisa y no me he podido entretener, pero la próxima vez prometo fotos del "making-of" ;-)

25 ene. 2013

Cake & cupcakes stands


Por fin tengo juntitos todos mis stands en el mismo mueble y además he añadido nuevas "incorporaciones":


Me encantan los stands pero sus precios me echaban atrás... hasta que descubrí que no tienen por qué ser caros. Os cuento dónde he ido comprando los míos a precios bastante asequibles:


1) Me encapriché de él cuando lo vi en Amazon.com y encima era baratísimo, pero no hacían envíos a España... así que lié a mi amiga Natalia para que me lo trajera en un viaje que hizo por trabajo a USA. La cosa se complicó bastante porque la empresa de mensajería lo paseó por diferentes estados, pero ¡conseguimos que llegara a España finalmente! eso sí, se me quitaron las ganas de volver a meterme en una aventura así por un cake stand. Lo usé en las fotos de estas galletas decoradas marítimas.

2) Una de mis últimas compras. En Amazon.com por 17,25 $ ¡y esta vez sí hacían envíos a España! además ha tardado relativamente poco en llegar... y, alucinante: sin pasar por la aduana (ufffff, menos mal). Aquí está.

3) Lo compré en My home style ¿verdad que es precioso? Los de arriba, de cristal, los compré en España, creo que fue en Casa, muy baratos también.

4) Este es el único caro que tengo. Es de Laura Ashley, estaba rebajado y no sé cómo vi o calculé el precio que cuando fui a pagar me llevé un susto porque era bastante más de lo que creía... pero tragué saliva y pagué. Lo usé en las fotos de estas galletas de San Valentín.

5) Estas tacitas las compré en Amazon.com junto con el nº 2, fue verlas e imaginarme unos cupcakes dentro

6, 7, 8 y 9) Ayer fui a Maisons du Monde y ¡qué de cositas chulas encontré! todo entre 8,90 y 22,90 €. Y yo que creía que no encontraría las bomboneras (en inglés las llaman "Apothecary jars") que se usan en las candy bar ¡y las tenía aquí mismo!

10) Estas bases para velas las compré hace mucho en IKEA con idea de ponerlas bajo un plato para hacer mis propios stands caseros.

Las botellitas de leche os recuerdo que podéis comprarlas aquí.


Y ahora... no me odiéis si he despertado vuestro espíritu consumista, que he mirado por el bolsillo ¿eh?

24 ene. 2013

Trucos Blogger


Hacía mucho que no escribía un truco Blogger y hoy os traigo uno que me ha costado mucho descubrir (a base de trastear en la plantilla, porque no he conseguido encontrar en internet como hacerlo) ¿cómo quitar la raya que aparece entre las pestañas? para pasar de esto:

A esto:

Vamos a "Diseño" (arriba a la derecha de vuestro blog):


Plantilla -> Editar HTML y buscamos (pulsando Ctrl+F): Variable name="tabs.bevel.border.width

Tenemos que poner los píxeles a 0:


Dad vista previa para aseguraros de que todo va bien, y luego guardáis.

Si queréis ver más trucos blogger en mi blog, pinchad en la etiqueta que hay bajo este blog "Truco Blogger" y os saldrán todos.

22 ene. 2013

Cupcakes de banoffee



Ingredientes:

Masa:

200 g mantequilla a temperatura ambiente
200 g azúcar
Una pizca de sal
1 cucharadita de vainilla
4 huevos medianos
200 g harina leudante tamizada
70 g chocolate troceado

Sirope:
150 ml agua
150 g azúcar
Un poco de vainilla

Para el relleno:
200 g dulce de leche
1 plátano maduro grande

Cobertura:
150 g queso crema (no desnatado)
150 g mantequilla a temperatura ambiente
300 g icing sugar tamizado
40 g plátano triturado












Precalentar el horno a 175 º C.
Poner la mantequilla, el azúcar, la sal y la vainilla en la Kitchen Aid y mezclar hasta que blanquee y esté esponjoso.
Batir los huevos ligeramente en otro cuenco y lentamente añadir a la mezcla anterior, mientras batimos rápidamente. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, dejar de añadir el huevo, añadir 2-3 cucharadas de harina y batir, esto hará que la masa ligue.
Una vez que todo el huevo esté incorporado, añadir la harina restante y batir a velocidad 1 lo justo hasta que esté homogéneo. Añadir el chocolate troceado y mezclar con una espátula de cocina.
Llenar las cápsulas hasta 2/3 partes de su capacidad.
Hornear durante 15-20 minutos. Los cupcakes están listos cuando al pincharlos, el pincho sale limpio.

Mientras se están horneando los cupcakes, preparamos el sirope. Poner el agua, el azúcar y la vainilla en un cazo y hacerlo hervir. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Usando un pincel de pastelero, mojar la parte de arriba de los cupcakes mientras aún están calientes, esto permite que el sirope se absorba más rápido. Una vez estén templados, pasar los cupcakes de la bandeja a una rejilla y dejar enfriar completamente. Con un descorazonador de manzanas, quitar la parte de arriba de cada cupcake.

Para el relleno: aplastamos el plátano con un tenedor y lo mezclamos con el dulce de leche. Ponemos la mezcla en un cuenco y con una cuchara rellenamos los agujeros de los cupcakes.

Poner la mantequilla, el puré de plátano y el icing sugar en la Kitchen Aid y batir hasta que esté muy pálido y esponjoso. Añadir el queso crema (bien frío) poco a poco y batir a velocidad 6 hasta que esté mezclado. Pasar a la manga y enfriar en la nevera hasta que esté firme.


Trucos / consejos / comentarios:

Como veis, estoy cumpliendo mi propósito de probar las recetas del libro "Boutique baking" de Peggy Porschen ¡ya voy por la quinta! de la que, como en otras ocasiones, salen 12 cupcakes (y no 24 como indica el libro).

Y también he cumplido otro propósito: probar por fin la pasta de vainilla de Home Chef (marca Sosa) y puedo confirmar lo que ya me habían dicho ¡es una maravilla! después de probarla, no creo que vuelva a la de Vahine...

El dulce de leche lo compré ya hecho de la marca "La lechera". Riquísimo.

Me ha requetechiflado la combinación de dulce de leche y plátano. Mi cuñado, que es de Gales, nos prepara de vez en cuando una tarta de banoffee para chuparse los dedos, así que ya imaginaba que estos cupcakes me iban a encantar. Y sobre todo la crema... es tan suave y ligera, y con ese toque a plátano resulta deliciosa. En fin, que os lo diga ella misma:


En estas fotos he estrenado mi recién llegado ¡objetivo de 60 mm! qué maravilla, creo que aún me gusta más que el de 50 mm (mi tesssssoro), permite tomar las fotos más de cerca y salen con una nitidez fantástica.

18 ene. 2013

Cupcakes de fresa y champán



Ingredientes:

Masa:
200 g mantequilla a temperatura ambiente
200 g azúcar
Una pizca de sal
Semillas de media vaina de vainilla
4 huevos medianos
200 g harina leudante tamizada
10 fresas troceadas

Sirope:
75 ml agua
75 g azúcar
Esencia de champán

Cobertura:
165 g queso crema bien frío (no desnatado)
165 g mantequilla a temperatura ambiente
300 g icing sugar tamizado
Esencia de champán
Colorante alimentario rosa (en gel o pasta)















Precalentar el horno a 175 º C.
Poner la mantequilla, el azúcar, la sal y las semillas de vainilla en el robot de cocina y mezclar a velocidad alta con las palas planas hasta que blanquee y esté esponjoso.
Batir los huevos ligeramente en otro cuenco y lentamente añadir a la mezcla anterior, mientras batimos rápidamente. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, dejar de añadir el huevo, añadir 2-3 cucharadas de harina y batir, esto hará que la masa ligue.
Una vez que todo el huevo esté incorporado, añadir la harina restante y batir a velocidad 1 lo justo hasta que esté homogéneo. Llenar las cápsulas hasta un poco menos de 2/3 partes de su capacidad y poner las fresas troceadas repartidas entre las 12 cápsulas (subirán de volumen al ponerlas). Hornear durante 15-20 minutos. Los cupcakes están listos cuando al pincharlos, el pincho sale limpio.

Mientras se están horneando los cupcakes, preparamos el sirope. Poner el agua y el azúcar en un cazo y hacerlo hervir. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Una vez frío, añadir un poco de esencia de champán. Usando un pincel de pastelero, mojar la parte de arriba de los cupcakes mientras aún están calientes, esto permite que el sirope se absorba más rápido. Una vez estén templados, pasar los cupcakes de la bandeja a una rejilla y dejar enfriar completamente.

Cobertura: Poner el queso crema en la Kitchen Aid y mezclar hasta que esté suave y cremoso. Reservar. Poner la mantequilla y el icing sugar en la Kitchen Aid y batir hasta que esté muy pálido y esponjoso. Añadir el queso crema poco a poco y batir a velocidad 6 hasta que esté mezclado. Añadir la esencia de champán y un poquito de colorante rosa en gel o en pasta y mezclar. Enfriar en la nevera hasta que esté firme.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta es la cuarta receta de cupcakes que hago del libro "Boutique baking" de Peggy Porschen. Y, como las otras veces, las cantidades no coinciden con las unidades indicadas: en lugar de 24 me han salido 13. He añadido ponerle fresas troceadas a la masa en lugar de rellenarlos (una vez horneados) con mermelada de fresa, porque me gustó mucho cómo quedaba con las frambuesas la otra vez. He aumentado algo el tiempo de horneado, porque a esa temperatura han tardado más en hacerse que los 12-15 minutos indicados en el libro (en concreto 20 minutos). Para la cobertura he hecho los mismos cambios que la vez anterior (los he incorporado ya a la receta).

En la receta original se decía "Marc de Champagne", no esencia. Pero fui a la zona gourmet del Corte Inglés y costaba ¡39 € la botella! así que... compré una esencia de champán por 1,50 €, jejeje, aquí. Y me ha encantado ¡qué sabor tan rico! me recuerda a los chicles de fresa de Cheiw de cuando era pequeña ¡deliciosa!

He decorado los cupcakes con una boquilla de Wilton 124. La pena morena es que el día estaba nubladísimo, apenas había luz, snif, así que las fotos no lucían mucho y las he texturizado con Photoshop. He grabado este VÍDEO TUTORIAL mostrando cómo decorarlos.


16 ene. 2013

Lo que hay detrás (2ª parte)


Continúa la visita por el "despacho-cuarto de manualidades"

Cuarto de manualidades

En esta ocasión os enseño mi mini-estudio fotográfico. He numerado las cosillas que utilizo con las fotos para contaros cómo, en qué, y dónde encontrarlas:

Caja de luz, reflector

1.- Imprimí mis fotos preferidas (que archivo en Pinterest) para que me sirvan de inspiración cuando hago fotos: me ayuda a no conformarme con cualquier foto que hago, intento que algún día lleguen a ser tan bonitas como esas.


2.- Reflector: la entrada de luz la tengo por el lateral (a veces la "tamizo" con el estor - la pega es que tiene puntitos azules - y a veces la dejo entrar directamente):

Mini estudio de fotografía

Y el reflector ayuda a evitar las sombras. Es muy útil y bastante barato (por ejemplo podéis encontrarlo en Amazon), así que merece la pena usarlo. Eso sí, como no lleva pie ni trípode es una historia que se sujete vertical: yo al final le he atado una cinta que sujeto en una lámpara (como la número 4). Se puede poner de 5 colores diferentes, pero siempre uso la plateada.

Justo en la parte baja del reflector se ve mi objetivo de 50 mm., fantástico para el tipo de fotos que hago (de cerca a objetos estáticos). Lo compré de 1.4, pero el de 1.8 también es estupendo y mucho más barato.

3.- Caja de luz. La compré aquí. Se puede plegar totalmente. Lo cierto es que apenas la uso: lo mejor para las fotos es la luz natural. Sólo la tengo por si algún día no me queda más remedio que tomar fotos sin buena luz natural (porque no pueda esperar a que la haya), en cuyo caso pongo dos lámparas como la número 4 (las compré en Alcampo, 12 € cada una) a cada lado y una arriba. Tienen bombillas de luz blanca (23 w y 6.500 k, unos 4 € cada una).

4.- Una de las lámparas que os contaba.

5.- Telas, telas y más telas... me chiflan las telas con motivos. Ya os hablé de ellas aquí. Muchas las compré en Nueva York (en Purl Soho). Otras en Londres (Cath Kidston). Algunas las pedí a Singapur (Modes4u). Y unas pocas las he comprado en Madrid, donde de momento sólo he encontrado una tienda con telas que me gustan: Black Oveja (¿conocéis más en Madrid o en cualquier otra ciudad de España? ¿cuáles????). La mayoría son de la medida que llaman "fat quarter" (unos 55 x 45 cm). Ahora las guardo dobladas sólo a la mitad, para que se marquen las mínimas dobleces posibles y no tener que plancharlas cada vez que quiero usarlas.

Telas estampadas, telas con motivos

Edito: Tiendas que me dice Rocío: en Madrid Aderezo, Dechado, Sweet sixteen craft store, Cañamazo. En Barcelona Fet a ma patchwork. ¡Estoy deseando visitarlas!

6.- Tableros de madera pintados de colores. Traté de localizarlos así tal cuales pero nada... así que, como no me rindo fácilmente, fui a Leroy Merlín, compré un par de cajas de friso de madera natural, le pedí a Julián que me los montara en unos tamaños razonables y los pinté con brocha (una sola mano, para que se note la madera). Uno de ellos lo pinte en verde agua (me vuelve loca ese color) y lo envejecí un poco con betún de judea diluido en aguarrás. Y ¡son una chulada! Ya estoy pensando en comprarme más para tener más colores, jajaja. También puse uno atrás (de "quita y pon", está apoyado a la pared y sujeto con una alcayata para que no se caiga) porque no me gustaba que se viera la pared en las fotos, y las cartulinas no cubrían suficiente superficie en algunas fotos (como las "de grupo" de mis kits de fiesta); a este tablero que va en la pared le di varias manos de pintura con rodillo.

7.- Trípode... no me acostumbro a usarlo. Sé que es lo ideal para que las fotos salgan bien nítidas ¡hasta me compré un disparador! pero nada, es que me gusta cambiar el enfoque, probar cómo queda la foto desde aquí, desde allá... y con un trípode no hay manera, no te permite improvisar. Cuando no tienes toda la luz que desearías (es decir, casi siempre), no te queda más remedio que "tirar" o bien de ISO (no lo hago, máximo 200, porque si no la foto tiene mucho "grano"), o bien de apertura de objetivo (sólo lo hago en aquellas fotos en las que quiero "bokeh" o fondo difuminado, es decir, pocas veces), o bien de velocidad de obturación (y esto es lo que hago casi siempre, tiro de velocidad). Cuando "tiras" de velocidad, es decir, cuando haces la foto a una velocidad lenta (para que dé más tiempo a la luz a entrar por el objetivo), es necesario estarse muy quieta o la foto sale movida. Si es más lenta de 1/60 segundos se recomienda usar trípode... pues bien, yo las he hecho hasta de 1/12 "a pulso", lo que hago es tratar de apoyar aunque sea un codo en algún lado y ¡quedarme sin respirar! jajaja, para moverme lo mínimo posible en el momento de disparar.

8.- Escaloncito de IKEA, para cuando quiero tomar la foto desde un ángulo un poco más alto. Si las quiero desde un ángulo mucho más alto directamente me subo a la silla... ¡e incluso a la mesa!

Y aquí están mis libros. Y digo "míos" porque Julián tiene los suyos, que son los de recetas saladas y panadería, y yo los míos que son todas de cosas con azúcar, jajaja:

Libros de cocina

La máquina de chicles la compramos en Butlers. En casa Daniel no hacía más que ponérmela al lado porque sabe que soy débil... soy incapaz de tenerla al lado y no comerme compulsivamente los chicles (he criado un monstruo...), así que decidí quitarla de mi campo de visión y ahora la uso de sujeta-libros, jejeje.

Y por último (por hoy) mi mueblecito de los tesoros:


Espero haberos unas cuantas ideas.

9 ene. 2013

Cupcakes de limón y frambuesa


Cupcakes de limón y frambuesa
Ingredientes:

Masa:
200 g mantequilla a temperatura ambiente
200 g azúcar
Una pizca de sal
La cáscara rallada muy fina de dos limones
4 huevos medianos
200 g harina leudante tamizada
36 frambuesas frescas

Sirope:
75 ml limón exprimido
75 g azúcar

Cobertura:
150 g queso crema bien frío (no desnatado)
150 g mantequilla a temperatura ambiente
375 g icing sugar tamizado
La cáscara rallada muy fina de dos limones

















Precalentar el horno a 175 º C.
Poner la mantequilla, el azúcar, la sal y la cáscara de limón en el robot de cocina y mezclar a velocidad alta con las palas planas hasta que blanquee y esté esponjoso.
Batir los huevos ligeramente en otro cuenco y lentamente añadir a la mezcla anterior, mientras batimos rápidamente. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, dejar de añadir el huevo, añadir 2-3 cucharadas de harina y batir, esto hará que la masa ligue.
Una vez que todo el huevo esté incorporado, añadir la harina restante y batir a velocidad 1 lo justo hasta que esté homogéneo. Llenar las cápsulas hasta un poco menos de 2/3 partes de su capacidad y meter 2 frambuesas en cada uno (subirá de volumen al ponerlas). Hornear durante 15-20 minutos. Los cupcakes están listos cuando al pincharlos, el pincho sale limpio.

Mientras se están horneando los cupcakes, preparamos el sirope. Poner el zumo de limón y el azúcar en un cazo y hacerlo hervir. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Usando un pincel de pastelero, mojar la parte de arriba de los cupcakes mientras aún están calientes, esto permite que el sirope se absorba más rápido. Una vez estén templados, pasar los cupcakes de la bandeja a una rejilla y dejar enfriar completamente.

Cobertura: Poner el queso crema en la Kitchen Aid y mezclar hasta que esté suave y cremoso. Reservar. Poner la mantequilla, el icing sugar y la cáscara de limón en la Kitchen Aid y batir hasta que esté muy pálido y esponjoso. Añadir el queso crema poco a poco y batir a velocidad 6 hasta que esté mezclado. Enfriar en la nevera hasta que esté firme.

Cupcakes de Peggy Porschen

Trucos / consejos / comentarios:

Esta es la tercera receta de cupcakes que hago del libro "Boutique baking" de Peggy Porschen. Y, como en la anterior, las cantidades no coinciden con las unidades indicadas: en lugar de 24 me han salido 13. Las he mantenido iguales (en lugar de calcular para 12 unidades, que es lo que cabe en una bandeja de horno) porque lo de las unidades de huevo con decimales como que no... y total, si sobra un poco de masa, pues qué se le va a hacer, mejor eso a que falte, jeje. Y he aumentado algo el tiempo de horneado, porque a esa temperatura han tardado más en hacerse que los 12-15 minutos indicados en el libro (en concreto 20 minutos).

Cupcakes de limón y frambuesa

Para la cobertura he aumentado un poco las cantidades de mantequilla y queso crema, y disminuido la de azúcar (da para decorar 12-13 cupcakes), porque con estas proporciones queda una textura estupenda y prefiero no abusar del azúcar más de lo indispensable (que luego se me quejan de que está empalagoso, jeje). Y ni siquiera me hizo falta enfriar la cobertura en la nevera: estaba ya firme recién hecha.

Me ha requetechiflado esta cobertura: tiene un sabor y una textura fantásticos, y resulta más ligera que el buttercream.

Cobertura de queso y mantequilla


8 ene. 2013

Cupcakes cielo de chocolate ¡y sorteo!



Ingredientes:

Masa:
125 g chocolate (mínimo 53 % cacao) troceado
165 ml leche
285 g azúcar moreno
105 g mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos
180 g harina normal
Una pizca de sal
½ cucharadita de levadura
½ cucharadita de bicarbonato sódico
8 g de cacao en polvo

Cobertura:
70 ml nata para montar
80 g chocolate (mínimo 53 % cacao) troceado
½ cucharada de glucosa
100 g queso crema
100 g mantequilla a temperatura ambiente
200 g icing sugar tamizado

Precalentar el horno a 175 º C.
Poner el chocolate, la leche y la mitad del azúcar en un cazo y llevar a ebullición mientras removemos.
Poner la mantequilla y el azúcar restante en la Kitchen Aid y mezclar hasta que blanquee y esté esponjoso. Batir los huevos ligeramente en otro cuenco y lentamente añadir a la mezcla anterior, mientras batimos rápidamente. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, dejar de añadir el huevo, añadir 2-3 cucharadas de harina y batir, esto hará que la masa ligue.
Tamizar y mezclar la harina restante, la levadura, el bicarbonato sódico, la sal y el cacao en polvo y añadir a la mezcla anterior en dos veces batiendo a velocidad 1 lo justo hasta que esté homogéneo. Lentamente añadir el chocolate caliente en la mezcla y remover. Inmediatamente llenar las cápsulas hasta 2/3 partes de su capacidad. Hornear durante unos 20-25 minutos. Los cupcakes están listos cuando al pincharlos, el pincho sale limpio.

Cobertura: Poner la nata en un cazo y llevar a un hervor lento. En otro cuenco poner  el chocolate y la glucosa y verter la nata caliente por encima. Batir hasta que esté suave, brillante y el chocolate esté totalmente derretido. Dejar que tome temperatura ambiente, debería tener la consistencia de la mantequilla suave. Reservar. Poner el queso crema en la Kitchen Aid y mezclar hasta que esté suave y cremoso, añadirle dos cucharadas de la ganache de chocolate y mezclar. Reservar. Poner la mantequilla y el icing sugar en la Kitchen Aid y batir hasta que esté muy pálido y esponjoso. Añadir el resto de la ganache de chocolate poco a poco mientras mezclamos a velocidad 6, hasta que esté homogéneo. Añadir la crema de queso con chocolate en dos veces al buttercream de chocolate mientras batimos lentamente. No sobrebatir. Enfriar en la nevera hasta que esté firme.


Trucos / consejos / comentarios:

La receta original es del libro "Boutique baking" de Peggy Porschen. Como indicaba que las cantidades de la masa eran para 24 cupcakes, hice la mitad... y salieron sólo 6. Así que he mantenido las cantidades originales para que salga 12. Además indicaba de 12 a 15 minutos de horneado y los he tenido 25 minutos para que terminaran de hacerse.

La receta de la masa de estos cupcakes es idéntica a la de los "Selva negra" del mismo libro de Peggy Porschen, curiosamente estos me quedaron bien mientras que los otros me quedaron así (en la foto están las tres pruebas que hice: en el centro a 175 ºC y a los lados a menor y a mayor temperatura):



Y utilicé los mismos ingredientes, horno, temperatura, Kitchen Aid... Conclusión: es una receta de masa delicada.

En la cobertura he bajado un poco la proporción de icing sugar porque no es necesario ponerle tanta para que coja consistencia y prefiero que no pasarme de dulce, y ni siquiera he tenido que enfriar en la nevera para que estuviera firme: lo he usado tal cual. Como siempre, he utilizado Cacao Valor en gotas 70 % (de venta en Alcampo y en Makro). Como no tenía glucosa, he utilizado jarabe de maíz (corn syrup). Las barritas de chocolate son bombones rellenos de menta.

Nota: la cobertura está aún más rica de un día para otro :-D

Sorteo:

Y ahora vamos con el sorteo ¿recordáis la preciosa bolsa que compré en Cath Kidston, cuando estuve en Londres, para sortearla? Es de una tela plastificada resistente y preciosa:

Bolso Cath Kidston


¡Por fin ha llegado el momento! Requisito para participar en el sorteo: Compartir la foto de los cupcakes cielo de chocolate que he publicado en mi Facebook y e indicarlo con un comentario (ahí mismo, en mi Facebook, donde la foto) (sólo un comentario por persona, por favor).

¡MUCHA SUERTE!

3 ene. 2013

Imprimible de bandejitas


Una de las cosas que me faltaba por enseñar de mi cuarto de manualidades es cómo guardo el washi-tape:

Freebies bandejitas

En cajitas de cartulina: unas impresas con dibujos, otras decoradas con washi-tape, algunas con el borde recortado con tijeras de manualidades y otras con troqueladoras de bordes.

Washi tape

¿Verdad que son monas? Y totalmente DIY ("do it yourself" = "hazlo tú mismo").

Free printable washi tape

Y es que mis preciosísimos washi-tapes no se merecían menos, jeje, mis tesssssorosssss...

Washi tape

Washi tape

También se pueden utilizar para colocar galletitas, mini-donuts, botones, sellos... lo que se os ocurra.

Freebies, free printables, imprimibles gratuitos

Y aquí tenéis los imprimibles gratuitos que he preparado con Photoshop, por si queréis haceros vuestras propias cajitas. Podéis imprimirlas en cartulinas blancas o de color, lo ideal es que tenga un gramaje de entre 200 y 300 gr, aunque si utilizáis papel fotográfico bastará con 180 gr.

Freebies, free printables, imprimibles gratuitos

Freebies, free printables, imprimibles gratuitos

Basta con que pinchéis sobre una de ellas, cliquéis en el botón derecho del ratón y seleccionéis "Guardar imagen como". Luego vais a "Mis documentos" o al "Explorador de Windows", clicáis (una sóla vez) sobre el fichero, vais a Word, lo pegáis (caben dos por hoja, pero podéis agrandar o achicar "estirando" en Word desde la esquina con el ratón) e imprimís.  Su tamaño original (al que yo las he impreso) es 11,06 x 15,66 cm.

Podéis ver todos nuestros imprimibles gratuitos en la pestaña "Imprimibles" y todos nuestros kits de fiesta imprimibles de pago en nuestra tienda online.

2 ene. 2013

Libro: Boutique Baking de Peggy Porschen


Desde que probé los cupcakes de Peggy Porschen en Londres supe que tenía que comprar este libro. Son los cupcakes más deliciosos que he probado jamás.

Boutique Baking Peggy Porschen

Tengo otros dos libros suyos, pero sin recetas de cupcakes. En este vienen 8 recetas, que en realidad son variaciones de la misma. Ya tengo traducidas todas, menos la última (que no me llama la atención) e iré probándolas y publicando los resultados aquí.

Boutique Baking Peggy Porschen

Además de cupcakes hay recetas para tartas, galletas, bebidas..

Boutique Baking Peggy Porschen

En mi opinión es un libro de lo más recomendable.

Boutique Baking Peggy Porschen

Yo lo compré en Amazon.es, como casi siempre :-)

1 ene. 2013

Sticky toffee cupcakes


Ingredientes:

Toffee:

50 g mantequilla
75 ml nata para montar
½ cucharadita esencia de vainilla
20 g adicionales de mantequilla

Masa:
35 ml agua
145 g dátiles deshuesados y troceados
0,75 cucharadita de esencia de vainilla
65 g mantequilla a temperatura ambiente
0,75 cucharadita de bicarbonato sódico
2 huevos medianos a temperatura ambiente
70 g nueces, troceadas y tostadas

Almíbar:
75 ml agua
75 g azúcar

Cobertura:
110 g queso crema
110 g mantequilla a temperatura ambiente
275 g icing sugar tamizado
65 g toffee








Para el toffee: Poner el azúcar, la mantequilla, la nata y la vainilla en un cazo mediano. Calentar a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido y llevar entonces a ebullición durante unos 5 minutos, hasta que esté espeso y del color del toffee. Cuando no esté tan caliente pero aún no se haya endurecido, le añadimos los 20 g adicionales mantequilla para que conserve una consistencia fluida.

Para la masa: Precalentar el horno a 175 º C.
Poner los dátiles en la jarra de la batidora y echar por encima el agua hirviendo. Dejar en remojo 20 minutos. Después, retirar el agua y batirlos hasta hacer un puré. Añadir la esencia de vainilla y mezclar.
Poner la mantequilla y el azúcar en la Kitchen Aid y mezclar hasta que blanquee y esté esponjoso.
En otro cuenco, tamizar juntos la harina y el bicarbonato sódico y mezclar.
Batir los huevos ligeramente en otro cuenco y lentamente añadir a la mezcla anterior, mientras batimos rápidamente. Si la mezcla empieza a separarse o cortarse, dejar de añadir el huevo, añadir 2-3 cucharadas de harina y batir, esto hará que la masa ligue.
Una vez que todo el huevo esté incorporado, añadir la harina restante, los dátiles y las nueces y batir a velocidad 1 lo justo hasta que esté homogéneo. Llenar las cápsulas hasta 2/3 partes de su capacidad. Hornear durante 15-20 minutos. Los cupcakes están listos cuando al pincharlos, el pincho sale limpio.

Mientras se están horneando los cupcakes, preparamos el almíbar. Poner el agua y el azúcar en un cazo y hacerlo hervir. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Usando un pincel de pastelero, mojar la parte de arriba de los cupcakes nada más sacarlos del horno, esto permite que el almíbar se absorba más rápido. Una vez estén templados, pasar los cupcakes de la bandeja a una rejilla y dejar enfriar completamente. Con un descorazonador de manzanas, quitar la parte de arriba de cada cupcake. Los rellenamos con el toffee.

Cobertura: Poner el queso crema en la Kitchen Aid y mezclar hasta que esté suave y cremoso. Reservar. Poner la mantequilla y el icing sugar en la Kitchen Aid y batir hasta que esté muy pálido y esponjoso. Añadir el queso crema, poco a poco, y batir a velocidad 6 hasta que esté mezclado. Añadir el toffee, mezclar. Enfriar en la nevera hasta que esté firme.


Trucos / consejos / comentarios:

La receta original es del libro "Boutique baking" de Peggy Porschen. He añadido la receta para hacer el toffee, porque ella propone usar dulce de leche y aunque se parece al toffee... no es lo mismo. Además he dividido las cantidades entre dos para obtener 12 cucpakes (en lugar de 24), aunque a mí sólo me salieron 11. He puesto lo de hacer un puré con los dátiles (en lugar de dejarlos troceados) porque no me gusta encontrarme trozos de dátiles. Y me he saltado un paso: dejar las magdalenas 1 hora en la nevera, envueltos en papel de film, antes de rellenarlos, porque he visto que en otras recetas similares en las que los cupcakes no van rellenos no incluye este paso, por lo que entiendo que es sólo para que la magdalena esté más firme en el momento de cortarla para introducir el relleno, y yo no tuve problema para hacerlo aunque no los metí en la nevera.



El azúcar muscovado lo compro en el supermercado inglés Iceland cuando voy a Vera (Almería). Como queso crema utilicé mascarpone, que me encanta. En lugar de hacer el toffee podéis usar uno preparado, como este de Home chef, que yo aún no he estrenado porque no caí en la cuenta de que lo tenía cuando preparé los cupcakes (despiste que tengo...), aunque me da que quizás sea muy fuerte para usar así tal cual de relleno: en ese caso lo mezclaría con algo de queso crema.


Para hacer el hueco en las magdalenas para el relleno, en lugar de usar un descorazonador de manzanas usé lo que veis la izquierda de la foto, que compré muy baratito en Nueva York y que va genial. Se clava en la magdalena, se retira el trozo de magdalena cortado, se rellena y se vuelve a colocar el trozo de magdalena.

Por encima de la cobertura (que puse con manga pastelera y una boquilla 1M), coloqué caramelos de toffee troceados.

He utilizado un kit de Cascanueces de Meri Meri (qué cosas tan bonitas hacen...) que compré en Londres. Me encantan los Cascanueces y este se parece un montón a uno de los que traje de Nueva York:


Estos cupcakes son algo laboriosos pero los recomiendo totalmente: están deliciosos, merece la pena el esfuerzo.