22 de sept. de 2010

Galletas decoradas: cucuruchos

  
Helados de colores...


De nuevo rosa, azul y amarillo pastel ¡a juego con la mini-vajilla de IKEA!


Las líneas finitas del cucurucho podrían estar mejor... pero las hice con una boquilla nº 1 que se atascaba a menudo y, bueno, además digamos que con mi pulso no podría ganarme la vida robando panderetas.


Los sprinkles los espolvoreé inmediatamente a continuación de dar el glaseado para que se quedaran pegados.

21 de sept. de 2010

Legoland Deutschland

  
Si hay algo que me gusta... quiero decir, aparte del algodón dulce, los postres, los colores pastel, viajar, ir al cine, la esgrima, leer, hacer yoga, las cosas brillantes, escuchar música (seguro que me dejo algo)...  son los parques temáticos.

Casi todos los años sacamos bonos para Warner o para Faunia o para el Parque de Atracciones o para todos ellos. Aquí en España tenemos parques temáticos fantásticos: mis preferidos son Warner, Terra Mítica, Port Aventura e Isla Mágica; así que no entiendo esa obsesión por irse hasta Disneyland París. Pensé que quizás la primera vez que estuve me llevé una impresión equivocada pero no, la segunda vez (hace dos años) tuve la misma: es una Warner con idénticas atracciones, aunque diferentes muñecos (Mickey en lugar de Piolín, por ejemplo), sólo que más cara, con colas 10 veces más infernales y con posibilidad de un tiempo asqueroso (lluvia y frío) incluso en agosto.

Pero si hay un lugar al que merece la pena desplazarse, aparte de Orlando (claro), esa es Baviera: Legoland Deutschland en Günzburg y el Parque de Playmobil de Zirndorf.

Legoland Deutschland es el parque temático que más me ha gustado en mi vida (sin contar los de Orlando). La única pega que le vi fue el transporte, no os aburro contándoos las desventuras que pasamos para llegar hasta allí desde Múnich ni para volver (cayó mi mito sobre la puntualidad y eficiencia alemanas)... parecía fruto de una pesadilla kafkiana; pero es posible que se tratara de problemas puntuales de (ley de Murfy) ese día. Así que, si como a mí os gustan los parques temáticos y Lego, os recomiendo este absolutamente.






Por culpa de los problemas con el transporte, no tuvimos tiempo de visitar todas las atracciones, y la que más lamento haberme perdido es esta ¡debía de ser increíble!


Aquí tenéis el plano del parque:



Cosas para comprar que me gustaron especialmente:









Aquí podéis ver lo que compramos en Legoland y también otras compras que hicimos por Alemania.

MiniLegoland: está a la entrada ¡todo está hecho con piezas de Lego! Es alucinante...



















Daniel no hace más que preguntarme cuándo volvemos... y yo también lo estoy deseando. Así que, en cuanto supere el trauma del viaje Munich-Günzburg, allá iremos de nuevo.

16 de sept. de 2010

Galletas decoradas: cumpleaños

  
Tartas, globos, regalos... ¡Una fiesta de cumpleaños!


Me encantan los cumpleaños. Bueno, en realidad adoro todas las fiestas, sobre todo si son temáticas, como Halloween y Navidad. Ojalá tenga tiempo para organizar una fiesta temática mi próximo cumple y el tema serán ¡los colores pastel! Para hacer unas tartas, globos y paquetes como estos (OK, OK, excepto los paquetes fucsia y morado, que son los asteriscos en la fiesta de puntos).

Para las tartas hice yo misma el modelo en cartulina. No conseguía decidir si me gustaba más ancha o más estrecha, así que hice de los dos tipos ¿cuál preferís? Tampoco me decidía entre ponerles 3 ó 5 velitas (¿verdad que quedan monas? ¡me encantan!) y también hice la prueba con ambas. Creo que la próxima vez les pondré 5 a todas las anchas. Para las tiras horizontales utilicé la boquilla nº 14 de Wilton, nunca había dibujado con ella así que primero hice pruebas sobre la mesa y vi que no resultaba complicado.



Para los paquetitos de regalo utilicé unos cortapastas cuadrados de diferentes tamaños, y en el caso de los rectángulares simplemente les recorté luego un poco uno de los lados. Además utilicé en los cuadrados azúcar de colores casera.




Para los globos utilicé un cortapastas y el "brillo" blanco lo dibujé inmediatamente tras dar el glaseado de la base, para que quedara integrado en ella.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

13 de sept. de 2010

Tartaleta de chocolate de Pierre Hermé

  
Masa dulce:

1 cucharadita de esencia de vainilla
100 g mantequilla a temperatura ambiente
50 g azúcar glas
200 g harina
1 pizca de sal
1 huevo







Tamizar el azúcar y la harina en un cuenco junto con la pizca de sal; mezclar. Batir la mantequilla (con Kitchen Aid 3 minutos a velocidad 3, con Thermomix lo mismo pero con mariposa), incorporando la esencia de vainilla a mitad del batido. Añadir la mantequilla al cuenco de la mezcla de azúcar y harina y mezclar con la yema de los dedos hasta obtener una mezcla arenosa (similar al pan rallado). Formar un hoyo en medio y echar el huevo ligeramente batido en el centro. Mezclar con cuidado y, si la masa quedara muy seca, añadir 1 ó 2 cucharadas de agua (yo no lo he necesitado). Cuanto más se amase, más dura quedará luego. Formar una bola y envolverla con film transparente. Dejarla reposar en el frigorífico durante mínimo, 2 horas.
Engrasar un molde. Poner la masa sobre papel de hornear, aplastar un poco y poner otro papel de hornear encima. Extenderla dándole forma circular lo suficiente para que cubra la base y laterales del molde. Quitar el papel de hornear superior, enrollar la masa en el rodillo un poco y extenderla con cuidado en el molde (con la parte que no tiene papel de hornear hacia abajo). Ajustar la masa al molde con los dedos y recortar los sobrantes del borde con un cuchillo. Pinchar la base de la masa con un tenedor y reservar 30 min. en la nevera. Precalentar el horno a 180 º C. Cubrir con papel albal y esparcir encima judías. Hornear 15 min. Quitar las judías y hornear otros 5 min. Dejar enfriar bien antes de poner dentro la ganache.

Ganache:

225 g chocolate Valor negro 70 %
75 g azúcar glasé
1 huevo grande
3 yemas de huevo
150 g mantequilla a punto de pomada

Fundir el chocolate al baño María. Mezclar el azúcar, el huevo y las yemas. A continuación, agregar el chocolate fundido y la mantequilla reblandecida. Echar la ganache dentro de la tartaleta y hornear 8 min.
Dejar que se enfríe, meter en la nevera y desmoldar al día siguiente.


Trucos / consejos / comentarios:

La receta original es del libro "Larousse del chocolate" de Pierre Hermé, pero he variado alguna cosa en la masa dulce, no le he puesto frambuesas y la he hecho en un molde grande en lugar de en varias tartaletas  pequeñas.

La había hecho ya en otra ocasión, pero la masa dulce me quedó muy, muy quebradiza (aunque riquísima), de modo que fui incapaz de desmoldarla. Sin embargo en esta ocasión ha quedado totalmente compacta, hasta tal punto que podía sostener la tartaleta en mis manos directamente (sin plato siquiera). Y eso a pesar de que hice "trampas" con la mantequilla porque olvidé sacarla con tiempo para que tomara temperatura ambiente... despistada que soy... y era ya tardísimo, así que la puse en el microondas un rato en el nivel de potencia de descongelar.

Como precaución para esta ocasión compré un molde desmontable rizado:


Mide 23 cm. de diámetro en su parte superior y lo compré en González y González por 5,60 €. Y puse dos tiras de papel de hornear en forma de cruz, sobresaliendo por debajo, para poder "arrastrar" la tartaleta fuera del disco sin que se me rompiera, aunque ya digo que quedó tan firme que no fueron necesarios.

Además, en lugar de engrasarlo con mantequilla, lo rocié con un spray especial que compré también en González y González por 10,17 € (sí, un poco caro, espero que al menos dure mucho tiempo), que hasta ahora me ha funcionado de fábula.

Para decorarla le puse cacao en polvo por encima, "rociado" con un colador pequeño, y flores de nata que hice con una manga pastelera y boquilla 1M de Wilton. ¡Por fin he conseguido que la nata me quede bien firme y se mantenga! Puse tanto el bote como el recipiente de la Kitchen Aid unos minutos en el congelador, luego la monté con el accesorio de varillas en velocidad progresiva 8 (eran 200 ml), al poco de empezar a batir le añadí espesante de nata (aunque no creo que sea imprescindible usarlo... pero ya que compré un montón en Alemania, les daré salida) y casi al final le fui añadiendo el azúcar lentamente a cucharadas.

Está deliciosa, fue todo un éxito: os la recomiendo totalmente.

10 de sept. de 2010

Perforadoras o troqueladoras


Edito el 13/08/12: ¡He sacado un curso a distancia para hacer diseños gráficos y decorar kits de fiesta con Photoshop! Más información aquí. También vendo kits de fiesta diseñados por mí, más información aquí.

El título de este post es un poco rarito... pero no se me ocurre otro más descriptivo.


Desde que vi en el blog de Tomkat los adornitos para cupakes y guirnaldas, me quedé embobada con ellos. (Las fotos entre este párrafo y el siguiente son de su blog).



Al principio pensé en hacerlos yo misma imprimiendo la imagen y recortándola... pero no debe de ser nada fácil recortar a mano la figura como de flor con tanta curva. Y entonces vi que existían unas máquinas, perforadoras en español, punchs en inglés, que cortaban papel o cartulina con diferentes formas. Me puse a buscarlos por todos lados, tanto locales físicos como internet, pero lo más parecido que encontré fueron unos chiquitines en Lidl (con forma de corazones, hojas y ositos). En las papelerías no sabían ni de qué les hablaba, ni tenían interés en averiguarlo.

Hasta que ¡por fin los localicé! en una web americana que afortunadamente hace envíos a Europa. Son de la marca EK Success y aquí los tienen con diferentes formas y tamaños. Ejem, aprovecho para recordar que no cobro nada por hacer publicidad a nadie, hablo de esta tienda online porque he quedado encantada con ellos y espero que al próximo que busque un aparato de estos no le cueste tantísimo localizarlos como me costó a mi. Bueno, y para que sepais que existen, porque yo ni lo sabía hasta hace nada.



Compré uno en forma de flor (no sé si sería más correcto llamarlo disco dentado) de 3 pulgadas de diámetro (7,62 cm) y un círculo de 2,5 pulgadas (6,35 cm.). Quizás la flor es un pelín grande para poner sobre magdalenas y el círculo también demasiado grande como para que quede bien concéntrico a la flor (queda demasiado pegado al borde). El tamaño siguiente de flor da un salto demasiado grande: 2,25 pulgadas para la flor (5,71 cm.), pero el del círculo podría haber estado bien: 2,25 pulgadas también.

En cualquier caso lo que he hecho ha sido imprimir los círculos en cartulina especial para impresora y recortarlos con tijeras, que para los círculos resulta sencillo, así que se puede prescindir totalmente de perforadora circular. Pero la de flor sí que me ha venido genial para recortar cartulinas de colores sobre las que he pegado los círculos. Aquí está el genial invento:


Cuesta 21,99 $ (17,43 € al tipo de cambio que me aplicaron). El circular me costó 14,99 $ (11,88 €). Los gastos de envío fueron 14,10 $ (11,17 €). Y el pedido me llegó en unos 10 días.

Ya estoy emocionada pensando en las infinitas posibilidades para el próximo Halloween...


Los palos del cumpleaños son los que venden para pinchos morunos por dos duros.


Si alguien quiere que le pase el fichero word con los círculos de Halloween o de cumpleaños (se puede cambiar el nombre en las del cumpleaños) no tiene más que escribir un comentario aquí indicando su email.