29 ago. 2016

Cursos online de Photoshop


El lunes (día 1) comienza una nueva edición de nuestros tres cursos online de Photoshop:

Dibujo y kits de fiesta:

Precio: 60 € (aproximadamente 65 $). Se puede comprar en nuestra tienda online.

Duración: Un mes y medio, pero quien quiera puede hacerlo a su ritmo: el blog privado permanece abierto 3 meses, al finalizar envío un manual con todo su contenido, y durante un año el alumno puede reengancharse gratuitamente al curso del mes que quiera.

Al blog privado del curso se puede acceder desde cualquier ordenador, a cualquier hora, el tiempo que se desee. En cualquier momento se me pueden enviar consultas por email.

El curso puede tomarse desde cualquier lugar del mundo.

Podéis ver trabajos y comentarios de antiguas alumnas en este post.

Requisitos: No es necesario tener conocimientos previos de Photoshop ni de dibujo ni de informática. Tampoco es necesario tener previamente instalado Photoshop. El ordenador no necesita tener características especiales, basta con que tenga una tarjeta gráfica y una memoria virtual normales.




Podéis ver el programa del curso y trabajos y comentarios de antiguas alumnas en este enlace.

Retoque fotográfico:

Precio: 40 € (aproximadamente 44 $). Quien haya tomado el curso de dibujo y retoque fotográfico tiene un descuento de 5 € en este curso. Se puede comprar en nuestra tienda online.

Duración: Un mes, pero quien quiera puede hacerlo a su ritmo: el blog privado permanece abierto 3 meses, al finalizar envío un manual con todo su contenido, y durante un año el alumno puede reengancharse gratuitamente al curso del mes que quiera.

Al blog privado del curso se puede acceder desde cualquier ordenador, a cualquier hora, el tiempo que se desee. En cualquier momento se me pueden enviar consultas por email que trato de contestar en un plazo máximo de 24 horas.

El curso puede tomarse desde cualquier lugar del mundo.

Requisitos: Es necesario tener conocimientos previos básicos de Photoshop (capas y herramientas). No es necesario tener conocimientos previos de fotografía. Tampoco es necesario tener previamente instalado Photoshop. El ordenador no necesita tener características especiales, basta con que tenga una tarjeta gráfica y una memoria virtual normales.




Dibujo avanzado:

Precio: 40 € (aproximadamente 45 $). Se puede comprar en nuestra tienda online.

Duración: Un mes, pero quien quiera puede hacerlo a su ritmo: el blog privado permanece abierto 3 meses, al finalizar envío un manual con todo su contenido, y durante un año el alumno puede reengancharse gratuitamente al curso del mes que quiera.

Al blog privado del curso se puede acceder desde cualquier ordenador, a cualquier hora, el tiempo que se desee. En cualquier momento se me pueden enviar consultas por email.

El curso puede tomarse desde cualquier lugar del mundo.

Requisitos: Haber tomado antes nuestro curso de "Dibujo y kits de fiesta".





25 ago. 2016

Pastel de nectarinas y arándanos

 

pastel arándanos

Ingredientes:

Cobertura:
50 g mantequilla
50 g azúcar
2 cucharadas de leche
30 g almendras en láminas

Masa:
3 nectarinas maduras
50 g arándanos
1 limón
100 g nata (líquida, para montar)
100 g azúcar
1 cucharadita de vainilla en pasta o esencia
3 huevos
190 g harina
3 g levadura en polvo

Cobertura:
Hervir la mantequilla, el azúcar y la leche.

Masa:
Pelar las nectarinas, quitarles el hueso y cortarlas en gajos. Lavar los arándanos y secarlos con papel.
Precalentar el horno a 170ºC grados y forrar un molde desmontable de 26 cm de diámetro con papel de hornear.
Lavar el limón con agua caliente y rallar la piel (sólo la parte amarilla).
Poner ralladura de limón, la nata, el azúcar y la vainilla en el cuenco del robot de cocina y montar con el accesorio de varillas. Ir añadiendo los huevos de uno en uno, batiendo a velocidad baja. Añadir la harina y la levadura en polvo y mezclar a velocidad lenta con el accesorio de palas planas hasta obtener una masa suave. Verter en el molde.
Cubrir la masa con las rodajas de nectarina y colocar por encima los arándanos. Hornear 15 minutos en la segunda bandeja contando desde abajo. Pasado este tiempo verter encima la cobertura, espolvorear con las almendras y hornear otros 15 minutos.

Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del blog alemán Klitzeklein y me la tradujo mi amiga Margit. Hemos cambiado sólo una cosa: decía que pasados los primeros 15 minutos se cambiara el molde a la parte superior del horno, pero cuando hicimos eso se reventaron los arándanos, snif; hasta ese momento el pastel estaba precioso (como en las fotos del blog alemán).

Queda una miga muy suave de un sabor cremoso. Con el contrapunto ácido y fresco de las nectarinas y los arándanos.

Las nectarinas pueden sustituirse por melocotones, sobre todo si eres goloso.

22 ago. 2016

Ensaimadas en Thermomix



receta ensaimadas

Ingredientes:

Masa madre:
50 g agua
15 g levadura fresca panadero o 5 g llevadura seca panadero
90 g harina de fuerza

Masa ensaimada:
100 g agua
100 g azúcar
2 huevos grandes
40 g manteca de cerdo o 40 g mantequilla*
170 g masa madre
410 g harina de fuerza
5 g sal
2 cucharadas de aceite de girasol

* Las hicimos primero con manteca de cerdo y luego con mantequilla. Y nos gusta más el sabor y el olor de la mantequilla.

Para el formado de las ensaimadas:
Manteca de cerdo o mantequilla de buena calidad

Masa madre:
Poner el agua en el vaso de la Thermomix y programar 2 minutos, temperatura 37ºC, velocidad 2.
Añadir la levadura (si es fresca, desmenuzada) y programar 10 segundos, velocidad 3.
Añadir la harina y programar 1 minuto, velocidad 3.
Retirar la masa obtenida, formar una bola con ella e introducirla en un cuenco con agua templada. Esperar a que flote (aproximadamete 15 minutos ): esto nos indicará que la masa madre ya ha fermentado y está lista  para usar.

Masa ensaimada:
Poner en el vaso de la Thermomix estos ingredientes en el siguiente orden: agua, azúcar, huevos, manteca de cerdo (o mantequilla), masa madre, harina de fuerza y sal.
Programar 30 segundos, velocidad 6 y a continuación 3 minutos a velocidad espiga.
Volver a amasar 6 minutos, velocidad espiga. Mientras tanto ir añadiendo con la máquina en marcha las dos cucharadas de aceite en un hilo a través del bocal.
Finalizado el tiempo la masa debe estar brillante, fina y elástica.
Dejar reposar la masa en el vaso hasta que asome por el vocal , entre 20-30 minutos (dependiendo de la temperatura ambiente: a mayor temperatura, menor tiempo).
Sacar la masa del vaso y la colocarla en la superficie de trabajo. Si se pega, untar las manos y la encimera con aceite. Desgasificar la masa (dándole palmadas sobre la encimera para sacarle el aire) y hacer una bola con ella
Dividir la masa en porciones de unos 100 g. Bolear las porciones y dejarlas reposar 1 hora en un lugar cálido y libre de corrientes de aire (por ejemplo dentro del horno).
Darle forma a cada porción de ensaimada: estirar con un rodillo y untarla generosamente con manteca de cerdo (o mantequilla). Volver a estirar  la masa, pero esta vez con las manos, hasta que veamos que queda una masa muy fina, casi traslúcida. Enrollar en forma de cilindro y dejar reposar 20 minutos para que la masa se relaje y resulte más fácil estirar el cilindro. Pasados los 20 minutos coger cada cilindro y estirarlo todo lo que podamos. Enrollarlos dándoles forma de ensaimadas, dejando un poco de espacio en la espiral para dejar que crezca. Dejar reposar 2 horas.
Pintar con leche. Hornear con el horno precalentado a 200ºC durante 10 minutos.
Dejar enfriar en una rejilla y espolvorear con azúcar glas.

receta de ensaimadas

Trucos / consejos /comentarios:

Julián hizo dos recetas diferentes de ensaimadas que no nos convencieron. Y luego hizo esta del blog "Corteza y miga", que nos encantó.

Esta receta la hizo dos veces: la primera vez con manteca de cerdo y la segunda vez con mantequilla. Nos han gustado más con mantequilla: el aspecto y la textura es prácticamente igual, y el olor y el sabor nos han parecido mejores.

Quien no tenga Thermomix puede hacerla con otro robot de cocina. El agua de la masa madre se puede calentar a 37ºC en el microondas o en un cazo. Y en lugar de velocidad espiga, habría que usar el accesorio de gancho de masa (en Kitchen Aid a velocidad 2) y batir durante aproximadamente el doble de tiempo que con la Thermomix.

Están tan ricas que Daniel, que en general no es goloso, se comió una y dijo que se comería ocho seguidas 😊 Son gloria bendita.

16 ago. 2016

Crucero con Royal Caribbean

  
Nota antes de empezar: Nuestra experiencia ha sido con Royal Caribbean. Una amiga está a punto de salir de crucero con MSC, si a su vuelta me dice que hay muchas diferencias lo añadiré al post. Si alguien lo ha hecho recientemente con Costa Cruceros le agradecería muchísimo que me contara si hay diferencias (jguarchg@gmail.com) para añadirlo también al post.

Tras mucho mirar y comparar por internet... estábamos cada vez más liados. Así que fuimos al Corte Inglés y lo contratamos allí: el precio era similar al que habíamos visto por internet. Lo que sí teníamos claro es que queríamos que fuera con Royan Caribbean, porque era la compañía de la que mejor nos habían hablado.

crucero Royal Caribbean

El precio total fue de 3.860 € por nosotros tres, 8 días/7 noches, en camarote exterior. Por Daniel sólo nos cobraron el billete de avión y las tasas, y podríamos haber llevado otro acompañante (de cualquier edad) en las mismas condiciones: duermen el sofá-cama.

En cuanto al itinerario: En el folleto de El Corte Inglés figuraba una escala más y un único día de navegación. Nos dimos cuenta del cambio (dos días de navegación: el tercero y el séptimo) una vez contratado el viaje. Os lo digo para que os fijéis bien y no os llevéis la sorpresa como nosotros. A nosotros los días de navegación nos parecieron días perdidos.


Cosas que conviene saber antes de hacer el crucero:
  • Bebidas: Todos los cruceros incluyen en el precio agua muy buena (sabe como la de Madrid), agua coloreada con un ligero sabor, leche, cafés, infusiones y además zumo de naranja durante el desayuno. Lo que no incluyen es Coca-cola, Fanta, cocktails, etc. Estas bebidas no incluidas pueden pagarse individualmente (por ejemplo comprar una Fanta suelta: 3 $) o bien contratar algún paquete de bebidas para todo el crucero (en plan "bufet libre", desde 59 $ por persona al día). A nosotros no nos compensó coger ningún paquete, nos bastaba con las incluidas.
  • Comidas: Hay un restaurante buffet abierto a todas horas, sin mesas asignadas. Y un restaurante para la cena donde te dan a elegir entre varios entrantes, platos principales y postres, con un turno asignado (18:30 ó 21:00) y mesa asignada. La comida de este restaurante es de mejor calidad que la del restaurante buffet. No nos dejaron elegir turno (nos lo asignaron sin más) y nos tocó el de las 18:30, que para nosotros es la hora de la merienda. La tercera y la sexta noche hubo "cena formal" (o cena de gala), que resultaron ser iguales que las demás, sólo que la gente iba vestida como para una boda. Nosotros habíamos decidido no llevar "ropa de boda" por una parte porque nos parecía absurdo, y por otra parte por la historia de cargar con ese tipo de ropa en un viaje, así que fuimos con ropa normal (Julián vaqueros negros y camisa, Daniel bermudas y polo, yo camiseta blanca y pantalones largos) y pudimos pasar sin problema (nuestro plan B era cenar en el resturante buffet). Además hay un par de restaurantes de pago. Y si lo deseas puedes llevarte comida a la habitación o puedes pedir que te la lleven. Arriba fotos del buffet, abajo fotos de los platos restaurante de la cena:

  • Internet: Lo puedes contratar por tu cuenta en el barco desde cualquier terminal (portátil, tablet, smartphone...). Simplemente seleccionas la red y te das de alta en la tarifa que elijas. Lo cargan a la cuenta de la habitación. Nosotros cogimos un paquete de wifi rápido (surf + stream, aún así era muy lento) para todo el crucero (7 días/8 noches) por 125,93 $, Era el de paquete de un sólo dispositivo: se puede usar en diferentes terminales pero no de forma simultánea, por ejemplo te conectas al wifi en el portátil y cuando desconectas te puedes conectar en el smartphone. Si contratas el de dos dispositivos es casi el doble.
  • Mareos: El movimiento del barco se nota un poco, a veces más y a veces menos. Por una parte hay una vibración a través de la silla, cama o tumbona cuando estás sentado o tumbado, y por otra parte hay un poco de bamboleo. Es una sensación rara, pero no necesariamene desagradable: a Daniel y a mí no nos molestaba. Pero Julián, que se marea incluso en coche (a menos que conduzca él), estaba un poco paranoico, así que aunque nunca se mareó si se tomó alguna Biodramina por si acaso.
  • Pagos: Se puede elegir pagar con tarjeta o en metálico. Tanto en un caso como en el otro el pago no se hace efectivo hasta el final del crucero (excepto si superas los 500 € en metálico, que hay que pagar y empezar de cero). Nosotros elegimos pagar con tarjeta.
  • Excursiones: Hay un montón en inglés y una en español para cada destino. Son caras, las "españolas" iban desde 69 $ por adulto (53 $ por niño hasta 12 años) hasta 105 $ por adulto (78 $ por niño), a lo que hay que añadir el 18 % de "propina" (obligatoria). Contratamos la excursión a Kusadasi, que incluía una comida turca, por 360 $ los tres (Daniel ya cuenta como adulto, snif). En la web "Shore2shore" se pueden contratar excursiones a mejor precio, pero sólo para determinados cruceros (el nuestro no estaba).
  • Enchufes: No es necesario llevar adaptador, hay enchufes como los de España.
  • Baño: Hay secador de pelo en los camarotes. No había gel de ducha ni champú pero lo pedimos y nos dieron varios botecitos (gratis) sin problema.
  • Idioma: Muchos empleados del crucero hablan español, pero no todos. Lo que sí hablan todos es inglés. Los avisos por megafonía son inglés y, a veces, los repiten en español.
  • Actividades en el barco: Hay una piscina (sin toboganes ni ná) con 4 jacuzzis, totalmente insuficiente para los casi 2000 huéspedes. El spa en realidad es otra piscina, sólo que cubierta, con dos jacuzzis; los tratamientos son de pago y muy caros. En el teatro hacen actuaciones casi todas las noches, sobre todo música (no hay que pagar nada adicional). Hay un gimnasio con bicis estáticas, cintas para correr o caminar, elípticas, pesas, etc. (también inlcuido en el precio) Hay tres mesas de pin pong. Un casino (=sala llena de tragaperras). Y una pantalla de cine junto a la piscina en la que proyectan películas en inglés durante la noche. A veces hacían actividades como elegir al hombre más sexi del crucero o enseñar a bailar salsa. En la tele sólo hay un canal en español, es de noticias que se repiten en bucle; hay otros canales en inglés, francés, italiano, etc, pero ninguno muy interesante: acabábamos viendo los juegos olímpicos en inglés (pura desesperación). La foto a continuación la hicimos en la escala a Mikonos, aprovechando que la gente había desembarcado y las zonas comunes estaban casi vacías:
  • Información: Cada noche en la cena (... merienda) el camarero te informa de cosillas de interés para el día siguiente, como los horarios del desayuno, la hora de llegada al puerto, etc. Además cada noche dejan sobre la cama un folleto en inglés o en español (como uno elija) con toda esa información y más sobre el día siguiente.
Día 1: El avión salía a las 8:00. Era un vuelo chárter (no se puede hacer check-in online) por lo que nos dijeron que debíamos llegar al menos con dos horas de antelación. Llegamos a las 6:00 y éramos los primeros... no habría pasado nada por llegar más tarde. El vuelo era exclusivamente para los que íbamos al crucero de Royal Caribbean.

Inciso: me mareé con desmayo y vómito a lo niña del exorcista incluido. Fue la azafata quien vio que estaba desmayada: Julián estaba en modo zhen y Daniel dormía en mis rodillas.

Fue un encanto. Me contó que después de 15 años volando, ella se había mareado hacía poco en otro vuelo chárter, y es que la presurización de estos aviones (pequeños) es peor y se puede sufrir "mal de altura". Veía lucecitas parpadeantes como en los dibujos animados y me sentía flojísima... fue horrible, argh.

Llegamos a las 10:30 a Venecia. Entre recoger la maleta facturada, tomar el autobús de Royal Caribbean al barco y embarcar (hay que hacer una larga cola para recoger las tarjetas) se va muchísimo tiempo: entramos al barco sobre las 13:00.
Fuimos a nuestro camarote, comimos, dimos una vuelta por el barco para ver el gimnasio, el spa, la cubierta... y luego asistimos a una charla que dieron en español para contarnos cosas sobre el crucero, como el tema de las propinas y dónde contratar las excursiones. A continuación tuvimos que participar (todos) en un simulacro de evacuación. Y después el barco zarpó (a las 17:00). Total, que no hay tiempo para visitar Venecia en condiciones, una pena.

Día 2: Dubrovnik (Croacia). La moneda es la "kuna croata" pero en casi todos sitios aceptan euros: dividen el importe en kunas entre 7. Así que nosotros no cambiamos moneda. Por el traslado en taxi del puerto al centro de la ciudad se paga una tarifa de 13 € (en euros y en metálico). El interior de la ciudad (lo que está dentro de la muralla) no es muy grande y es totalmente turístico. No tardamos mucho en recorrerla varias veces, así que volvimos pronto al barco y pudimos estar un rato de la piscina aprovechando que había poca gente.


Por la noche fuimos a ver un musical sobre Broadway (con canciones de Cats, Chicago, etc.) al teatro del barco.

Día 3: Navegación. Cambiamos de franja horaria: añadimos una hora al reloj (traducción: hay que madrugar más, argh). Las instalaciones, especialmente la piscina y los restaurantes, se quedan pequeñas para los casi 2.000 huéspedes del barco. No había ni tumbonas libres, así que acabamos metidos en camarote, donde al menos podíamos sentarnos y tumbarnos. Por la noche en el teatro hubo un concierto con canciones de Abba.

Día 4: Kudasai (Turquía) ¡Asia! Nuestra primera vez (y espero que no última) en Asia. La moneda es la "lira turca", pero se puede pagar en euros dividiendo aproximadamente entre 3,3. Tampoco cambiamos moneda. La excursión que habíamos contratado salió a las 9:45. Fuimos en autobús a visitar la reconstrucción de la supuesta casa donde vivió la virgen María, a nosotros que somos ateos ni fu ni fa, pero durante el viaje el guía (turco descendiente de los judíos sefardíes expulsados en 1492 de España) nos fue contando cosas muy interesantes sobre Turquía. Luego fuimos a visitar las ruinas de Éfeso.


Después como quien no quiere la cosa nos llevó a una tienda de chaquetas de cuero de oveja, donde supuestamente el valor real de las más baratillas era de unos 1.500 $ pero como la cosa está muy mala y éramos muy majos nos las dejaban a mitad de precio (una ganga, vamos... ejem). A continuación a un buffet de un garito de Royal Caribbean con comida regulera y esto fue una gran decepción para nosotros que esperábamos comer en un verdadero restaurante turco. Y por último a una tienda de alfombras turcas, y aquí amigos es donde caí.


A mí que nunca me han llamado la atención las alfombras, ni turcas ni españolas. Yo que no entendía la pasta que se dejaba la gente que iba a Turquía en una alfombra. Que a punto estuve de ni entrar en la tienda. Me dejé 2.500 euracos en una alfombra turca de seda en tonos azules y dorados tejida a mano durante 2 años (o eso nos dijeron... vete a saber). Daniel y yo nos enamoramos de ella ¡era tan bonita y tan suave! según desde dónde la mirabas se veía más clara o más oscura Julián estaba muy cabreado y no quería ni oir hablar de comprarla, creo que hacía el cálculo en impresiones comestibles. Pero esto resultó una suerte porque éramos como el poli bueno y el poli malo, y es que al principio nos pedían por ella 5.500 $. Claro que el hecho de que bajaran a 2.500 € me hace dudar de todo, la verdad...habrá a quien se la cuelen por el doble y lo mismo habrá a quien se la vendan por la mitad. En unas 8 semanas llegará a casa (se encargan de enviarla y de pagar la aduana) y espero hacerle fotos que le hagan justicia para que veáis lo "bonica" que es. Julián, para desahogarse, se compró una chaqueta de cuero igual que las que habíamos visto pero por 220 €; empezaron pidiéndole 350 € pero ya sabiéndonos la historia hice yo de poli malo.

Día 5: Mikonos (Grecia). El barco no atracó en el puerto, sino que había que tomar lanchas para bajar a tierra. Las lanchas las pone Royal Caribbean, sin coste adicional. A Julián le daba miedo marearse así que no bajó, snif. Fuimos sólo Daniel y yo. No hay mucho que ver allí mismo (calles llenas de tiendas blancas y azules) y no queríamos coger un bote a Delos para ver las ruinas, así que paseamos por sus calles durante aproximadamente una hora y luego volvimos al barco.


Lo bueno es que por primera vez pudimos meternos en uno de los jacuzzis del barco, que sólo se quedan libres cuando la gente baja a tierra.

Día 6: Katakolon (Grecia). Un poco como Mikonos en el sentido de que allí mismo hay poco que ver, en este caso tres calles paralelas con tiendas y terrazas. Desplazarse hasta las ruinas de Olimpia (cuna de los juegos Olímpicos) lleva unos 45 minutos en coche (otros 45 minutos de vuelta), había una cola tremenda para coger taxi, llegamos a puerto a las 10:30 y había que estar embarcados a las 16:30. Así que de nuevo volvimos pronto al barco y aprovechamos para disfrutar del jacuzzi y la piscina. De 21:30 a 22:15 vimos un musical de los 70 en el teatro del barco.



Día 7: Navegación, es decir, día en el camarote viendo las Olimpiadas porque la piscina, los jacuzzis y las tumbonas están petados. Volvemos a nuestra franja horaria: quitamos una hora al reloj.

Día 8: Venecia. A las 8:00 sale nuestro autobús (de Royal Caribbean) al aeropuerto. Nuestro vuelo sale a las 11:30 y llegamos a Madrid dos horas y cuarto después.

Conclusiones:
Nos alegramos de haber hecho este crucero porque queríamos tener esta experiencia y por fin nos hemos quitado la espinita. Pero no repetiremos.
En la mayoría de destinos hay poco que ver allí mismo y si contratas las excursiones (por ejemplo la de Katakolon que te lleva a Olimpia) la cosa se pone en unos 1.200 $ adicionales (cuatro días para tres personas). Si te vas por tu cuenta a los sitios de interés (Éfeso, Delos, Olimpia) te arriesgas a que si calculas mal, coges atasco, no encuentras transporte, o te surge algún percance te dejan en tierra: esto lo dejan claro el primer día, quien no está en el barco a la hora del embarque (que suele ser a las 16:00 ó 16:30) se queda en tierra, y es cosa suya conseguir billetes de avión para tomarlo en el siguiente destino.
Total, en mi opinión si lo que uno quiere es hacer turismo lo mejor es ir a un hotel o similar para no tener agobio con la hora. Si uno quiere estar en un jacuzzi, una piscina o ver un espectáculo aquí mismo en Madrid los hay mejores, sin tanta aglomeración y sale muuuucho más barato. Y si uno lo que quiere estar tumbado todo el día a la bartola en una hamaca con un mojito en la mano en un lugar paradisíaco lo mejor es ir a un lugar tipo la Riviera Maya (nosotros fuimos en 2002). A esto del crucero no le hemos visto ninguna ventaja.

Ya estamos pensando en nuestro próximo destino, de momento estamos entre viajar una semana a Tokio, volver a Orlando con sus maravillosos parques temáticos o hacer un viaje con coche de alquiler por Escocia.

10 ago. 2016

Bizcocho de limón


bizcocho limon

Ingredientes (2 moldes de 21x11x6):

Mantequilla clarificada:
225 g mantequilla

Bizcocho:
400 g azúcar
Ralladura de 3 limones
6 huevos medianos a temperatura ambiente
200 g nata 35% MG (sin montar)
375 g harina
6 g levadura química
1 pizca de sal
135 g mantequilla clarificada

Jarabe:
150 g agua
70 g azúcar
70 g zumo de limón

Glaseado:
40 g zumo de limón
240 g azúcar glas

Mantequilla clarificada:
Poner la mantequilla en un cazo y fundir muy lentamente, sin remover, retirando la espuma blanca que se forma en la superficie con una cuchara o una espumadera.
Cuando toda la mantequilla toma un color naranja claro retirar del fuego, dejar reposar un par de minutos y colarla para eliminar las impurezas con una colador fino o una tela tipo gasa.
Reservar en la nevera.
La mantequilla clarificada da al bizcocho una textura más húmeda y acentúa el sabor del resto de ingredientes.

Bizcocho:
Engrasar los moldes con spray, mantequilla y harina ó forrar con papel de hornear y reservar.
Mezclar en un cuenco la ralladuras de los 3 limones con el azúcar. Tapar y reservar mínimo 30 minutos antes de utilizar.
Poner los huevos en el cuenco de la batidora junto con la mezcla de azúcar y ralladura. Batir durante 3 minutos (KA a veloc. 6), incorporar la nata y mezclar hasta que esté totalmente incorporada.
Tamizar la harina, la levadura y la sal, dos veces, e incorporar a la mezcla anterior. Mezclar hasta que todos los ingredientes estén muy bien incorporados (si es en KA a velocidad baja con palas planas).
Anadir la mantequilla clarificada fundida a unos 45º C, incorporándola con movimientos envolventes. Batir la mezcla a mano, con varillas, unos segundos para terminar de afinarla.
Rellenar los moldes hasta ¾ de su capacidad, reservar mínimo 2 horas en la nevera antes de meter al horno.
Para que crezca mejor el bizcocho y le salga más barriga se puede poner un cordón de mantequilla de 1 cm de diámetro en el centro a lo largo de la masa.
Hornear durante 45-50 minutos en horno precalentado a 160º C, con la bandeja de la mitad hacia abajo del horno.
Pasar a una rejilla y bañar con el jarabe cuando todavía está el bizcocho caliente. Una vez frío verter el glaseado de limón encima del bizcocho.

Jarabe:
En un cazo pequeño poner el agua y el azúcar, y calentar hasta que hierva y se haya deshecho el azúcar. Retirar del fuego e incorporar el zumo de limón, mezclar y reservar para bañar el bizcocho.

Glaseado:
Poner el zumo de limón frío en un cuenco e ir incorporando el azúcar glas poco a poco y removiendo con una varilla hasta alcanzar la textura deseada para bañar el bizcocho.

Trucos / consejos / comentarios:

Este bizcocho queda súper jugoso. Y el contraste del dulce con la acidez del limón es una maravilla. Te tomas un trozo y quieres otro más

5 ago. 2016

Bollos de Bath



receta bollos bath

Ingredientes para 12 bollos:

Fermento:
125 g harina de fuerza
125 g agua
2 g levadura seca panadero

Masa:
400 g harina de fuerza
3 g levadura seca panadero
Todo el fermento
60 g azúcar
150 g leche a temperatura ambiente
2 huevos grandes
7 g sal
125 g mantequilla a temperatura ambiente

Glaseado:
100 g leche
75 g azúcar

Para adornar:
Azúcar granulado o perlado

Fermento:
Poner todos los ingredientes para el fermento en un cuenco y mezclarlos muy bien con ayuda de una rasqueta o de una cuchara.
Cubrir con un paño y dejar reposar en un lugar templado entre dos horas y media y tres (a mayor temperatura, menor tiempo).

Masa:
Verter la harina en el cuenco de la KA, y desmenuzar encima la levadura con los dedos. Añadir el resto de los ingredientes, excepto la mantequilla, y mezclar bien (en KA con gancho de masa, velocidad 2, 6 minutos). Añadir la mantequilla en dados de 1 cm, y seguir amasando a velocidad 2 hasta que se despegue de las paredes del bol, aproximadamente 10 minutos. Debe quedar una masa suave y elástica.
Enharinar un poco la superficie de trabajo. Formar una bola con la masa y dejarla reposar en un cuenco ligeramente enharinado, tapada con un paño o papel de film,. Dejar reposar una hora.
Enharinar un poco la superficie de nuevo, y volcar la bola. Aplastarla un poco con la palma de la mano, doblarla y hacer de nuevo una bola. Volver a colocar en el cuenco, y dejar tapado una hora más.
Una vez más, enharinar la mesa ligeramente y dividir la masa en 12 trozos de 90 gramos cada uno.
Hacer una bola con cada pieza, y colocarlas en una bandeja con papel de hornear.
Cubrir con un paño de cocina y dejar levar unas dos horas hasta que doblen su tamaño inicial.

Glaseado:
Calentar la leche en un cazo, añadir el azúcar y remover hasta que se disuelva. Pincelar los bollos antes de meter al horno.

Precalentar el horno a 180°C con calor arriba y abajo. Hornear durante unos 18 minutos que estén dorados. Retirarlos del horno e inmediatamente volver a glasearlos con el pincel y ponerles el azúcar por encima.

Bath scones

Trucos / consejos / comentarios:

La receta es del libro "Crujientes" de Richard Bertinet. La receta original es de hace 300 años, cuando una refugiada francesa, Sally Lunn, empezó a prepararlos en la panadería de Bath (Inglaterra).

El aspecto recuerda mucho al de los suizos. Y pensé que al no llevar su característica agua de azahar ni ninguna otra esencia, quizás me resultarían sosos... pero nada más lejos de la realidad: su sabor es delicioso y la textura fantástica.

28 jul. 2016

Polos de melocotón



receta polos melocoton

Ingredientes:

500 g melocotón pelado y sin hueso
10 g pasta de melocotón HomeChef *
60 g azúcar normal
1 cucharada de limón exprimido
Una pizca de sal
60 g agua

* Opcional: es para darle más intensidad al sabor

Cortar los melocotones en trocitos y triturar con la batidora o con la Thermomix, hasta que sea puré.
Añadir el resto de ingredientes y batir hasta que la mezcla sea homogénea y suave.
Dejar congelar durante al menos 3 horas.

receta polos caseros

Trucos / consejos / comentarios:

Usé un molde que lleva cierre con palito de plástico incorporado. Pero no me gusta cómo quedan con ese palito de plástico... así que hice este invento con una pinza de IKEA para poder usar palitos de madera:


La receta es sencilla y nos ha encantado el resultado. Pero cambiaría algo: la mezcla antes de congelar está deliciosa, pero una vez congelada le falta un poco de sabor, así que le añadiría un
poco de pasta de melocotón de Home Chef (como he puesto en la receta, es opcional).

Para desmoldarlos lo mejor es dejarlos un ratito bajo el grifo, con el agua muy caliente.