30 dic. 2017

Tronco de Navidad o bûche de Noël

Receta tronco Navidad

Ingredientes del tronco de Navidad:

Bizcocho del tronco de Navidad:
6 huevos medianos
150 g azúcar
75 g harina
45 g cacao en polvo desgrasado Valor
45 g mantequilla

Almíbar del tronco de Navidad:
75 g agua
150 g mermelada de melocotón

Relleno y cobertura del tronco de Navidad:
150 g chocolate negro troceado
100 g nata líquida para montar
75 g mantequilla
100 g mantequilla
50 g icing sugar

Bizcocho del tronco de Navidad:
Precalentar el horno a 175ºC.
Separar las claras de las yemas. Montar las claras de huevo en el robot de cocina, accesorio de varillas, a velocidad media-alta. Cuando se empiecen a montar, añadir 100 g de azúcar en tres veces. Seguir batiendo, cada vez a una velocidad más alta, hasta formar picos duros.
Batir las yemas con 50 g de azúcar en el robot de cocina, accesorio de varillas, hasta blanquearlas.
Añadir 1/3 de las claras batidas al cuenco de las yemas blanqueadas y mezclar con movimientos envolventes para no bajar la mezcla. Añadir esta mezcla al cuenco de las claras batidas y mezclar de la misma forma.
Tamizar la harina junto con el cacao en polvo y añadir a la mezcla anterior.
Fundir la mantequilla sin pasar de 50ºC y añadir a la mezcla, removiendo para mezclar.
Verter en un molde de silicona para brazos (38 x 29 cm), distribuir uniformemente y hornear durante 10-12 minutos. Sacar del horno, poner encima un trapo de cocina limpio y enrollar. Dejar enfriar enrollado.

Almíbar del tronco de Navidad:
Poner el agua y la mermelada en un cazo y remover hasta que empiece a hervir. Verter por toda la superfice del bizcocho: la que queda hacia arriba si lo desenrollamos. Hacerlo con cuidado de no partir el bizcocho, que ya habrá tomado la forma.

Relleno y cobertura del tronco de Navidad:
Calentar la nata en un cazo hasa que empiece a hervir. Retirar del fuego. Añadir el chocolate troceado y 75 g de mantequilla. Remover con una cuchara de madera hasta que esté todo bien mezclado. Reservar.
Batir en el robot de cocina, con palas planas, los 100 g de mantequilla con el icing sugar a velocidad media-alta durante 4 minutos. Añadir 100 g de la mezcla anterior y batir a velocidad media-alta durante 3 minutos. Esta será la crema de relleno. Y el resto de la crema anterior será la cobertura.
Untar la crema del relleno en el interior del bizcocho (la que quedaría hacia arriba si lo desenrollamos), repartiéndola uniformemente.
Enrollar bien el bizcocho. Cortar con un cuchillo de sierra un trocito en cada extremo del tronco de Navidad para que dichos extremos queden bien lisos. Cortar en uno de los extremos los dos trozos que serán las "ramas cortadas" con un corte oblícuo entre ambos:


Pegar esas dos ramas cortadas al tronco con ayuda de un poco de la crema de cobertura.
Untar la crema de cobertura por el exterior del tronco y las ramas con ayuda de una espátula, dejando sin cubrir los cortes del tronco y de las ramas.
Podemos tamizar por encima icing sugar y cacao en polvo con ayuda de un colador.

Tronco de Navidad

Trucos / consejos / comentarios:

Nuestra afición por el tronco de Navidad o bûche de Noël comenzó hace un par de años, cuando lo comimos en la cafetería de El Corte Inglés. El siguiente año volvimos a por él, pero no lo tenían 😢 Así que lo hicimos nosotros, pero la receta no nos convenció del todo.

Este año probamos una nueva receta y el bizcocho era una maravilla, pero la cobertura y el relleno quedaban demasiado claritos (beige más que marrones). Así que lo repetimos de nuevo, cambiando la cobertura y el relleno, y añadiendo el almíbar de melocotón. Y ahora sí, está perfecto 😋

Si además queréis hacer champiñones y setas de merengue para vuestro tronco de Navidad, aquí está la receta:

Champiñones y setas de merengue:

2 claras de huevos grandes a temperatura ambiente
¼ cucharadita crémor tártaro (opcional)
100 g icing sugar
Colorante rojo Americolor

28 g chocolate blanco Valor en gotas
Cacao en polvo desgrasado Valor

Precalentar el horno a 95ºC. Preparar una bandeja con papel de horno. Preparar tres mangas: una con una boquilla pequeña (de unos 3 mm de diámetro), otra con una boquilla mediana (de unos 10 mm) y otra con una boquilla ancha (de unos 24 mm).
Mezclar el azúcar con el crémor tártaro. Batir las claras con el accesorio de varillas a velocidad media-alta. Cuando se empiecen a montar, añadir la mezcla de azúcar y crémor tártaro en tres veces. Aumentar la velocidad y batir hasta que el azúcar esté totalmente disuelto y la mezcla tenga picos blandos. Separar una pequeña parte (para hacer los puntitos blancos de las setas) y pasarla a la manga con la boquilla pequeña. Seguir batiendo a velocidad alta hasta que tenga picos duros. Separar unas 2/3 partes (para hacer los champiñones y los troncos) y pasar a la manga con la boquilla mediana. Al resto de la mezcla añadirle colorante rojo, batir a velocidad alta hasta que el color esté uniforme y pasar a la manga con la boquilla ancha.
Formar las tapas de las setas con el merengue rojo sujetando la boquilla cerca del papel de hornear y apretando sin subir la manga. Dejar de apretar y hacer un movimiento circular con la boquilla para que no se forme pico hacia arriba. Si se forma, bajarlo con un pincel untado en un poco de agua. Añadirle los puntitos blancos con la boquilla pequeña de la misma forma.
Formar las tapas de las setas con el merengue blanco de la boquilla mediana también aprentando la boquilla cerca del papel de hornear, sin subir la manga, hasta que tenga el ancho que queramos. Dejar de apretar y hacer un movimiento circular para retirar la boquilla.
Formar los tallos con el merengue blanco de la boquilla mediana sujentando esta cerca del papel de hornear y subiéndola hacia arriba despacio a medida que vamos apretando para que salga el merengue. En este caso no importa que quede pico.
Yo tiro el merengue que sobra. No hago menos cantidad, porque no se montaría bien. Y no lo guardo porque para cuando termine de hornearse la primera tanda, estaría ya un poco pasado.
Hornear durante una hora aproximadamente, hasta que el merengue esté seco y duro, pero no tostado. Dejar enfriar.
Espolvorear las tapas de los champiñones con cacao en polvo con ayuda de un colador.
Hacer un hueco en las tapas con un palillo o un cuchillito fino, para encajar ahí los tallos. Unir las tapas con los tallos con chocolate blanco fundido y dejar enfriar.

Receta champiñones de merengue


No hay comentarios: