28 jul. 2010

Compras en Alemania

  
Para mí uno de los mejores momentos de un viaje es cuando llego a casa y saco los pequeños tesoros que he ido recolectando por distintos lugares y tiendas... Los pongo todos juntos y los fotografío, para recordarlos, porque luego acaban dispersos por casa o en mi estómago (esto último sólo si son comestibles, lo juro).

Estos, sin ir más lejos, ya no existen, al menos no en su anterior forma...



Los Tender con Kirsch (cereza, sabe como la Amarena de Fabbri) estaban de vicio. Y los Schoko-Bananen de Casali, con plátanos "Chiquita", ni os cuento... quiero probar a hacerlos con la receta de nubes de plátano, bañándolas luego en chocolate; ya os contaré qué tal quedan. Las Schoko-Orangen también estaban ricas, pero me gustaron más las de plátano.

Chuches... la del cerdito y la de la bandera de Suiza estaban riquísimas. Son de la tienda Lollipop de Freiburg, donde hice las otras 4 fotos. ¿Chicles con sabor a carne y Jelly-beans con sabor a bacon? ufff, no me animé a probarlos.




Mentos con sabor a Coca-cola ¡riquísimos! No los había visto nunca antes, así que me traje provisiones para una buena temporada. Lo de la derecha son merenguitos duros parecidos a los que compré en Roma en octubre de 2009, que utilicé para decorar la tarta rosa del encabezado del blog. Quiero probar a hacerlos yo, con colores más intensos y variados, y quizás con sprinkles por encima...














La gelatina de Kirsch la he comprado con la esperanza de poder hacer nubes con sabor a Amarena Fabbri... mmh... probé hace unos meses con una gelatina de cerezas que encontré en Lidl, pero estaba muy insípida. Y esa crema de nata y caramelo tiene una pinta increíble. Con el mazapán espero hacer figuras para decorar alguna tarta, utilizando colorantes; allí tenían todo tipo de cosas monísimas de mazapán, sobre todo platitos con Weiβwurst y Bretzels. En cuanto a los glaseados (0,99 cada sobre), estoy deseando volver a  hacer donuts al horno para estrenarlos. Por todas partes había espesantes de nata baratísimos (los del Dr.Oekter un poco m´s caros) y sobres de azúcar vainillada, que por cierto, indican un peso neto de 8 g / ud. El Tortenguss supongo que será tipo gelatina... habrá que probarlo. ¿Y qué me decís del azúcar de COLORES y los "Crispies&Streusel"? Pongo una foto debajo con los sobrecitos que contenían las cajas.



En Legoland Deutschland, al que le tengo que dedicar un post completo..., compré esos moldes para polos tan chulos. Mi hijo Daniel no hace más que pedirme que los estrenemos. He probado llenándolos con coca-cola sin más y de leche, pero no da buen resultado... así que he estado indigando por la red en busca de recetas para polos y, en cuanto los pruebe, publicaré las que más nos gusten.














Cómo no, moldes para galletas. El de estrella de nieve lo encontré en Käthe Wohlfahrt, una tienda originaria de Rothenburg ob der Tauber pero que hay por toda esa zona, en la que venden productos de Navidad durante todo el año. El otro era de Butlers, una tienda genial que lamentablemente no existe en España (fotos debajo) EDITO EL 31/01/11: ¡HAN ABIERTO TIENDAS EN MADRID!; quiero estrenarlo con alguna receta de galleta de chocolate.




Mostaza dulce. Y estrellas de anís, que aún no he probado nunca pero son tan bonitas que seguro que se pueden hacer cosas geniales con ellas.


Como dije antes de irme quiero volver a hacer Schnecken con una receta que localicé hace años en una web alemana. Pero resulta que los venden también ya casi listos para hacer. El disco de la derecha sirve para decorar con azúcar glas pero sobre todo (es para lo que lo quiero) para pasar las tartas o bizcochos de un lado a otro, como del molde al plato en el que se va a servir, que muchas veces es lo más delicado por el riesgo de que se quiebre en el intento.


Los moldes para muffin los compré en el aeropuerto por 2 €. Las cintas de colores las vendían en todos lados, incluso en los súper. Las servilletas son de Butlers, como el cortapastas del corazón.














Esto lo compré en otra tienda preciosa, Depot, que de momento tampoco vende en España.


Esta preciosa galletita de jengibre es un "smoker" de Käthe Wohlfahrt. La compré por lo mona que me pareció, pero entonces la vendedora me explicó en su escaso inglés que era un smoker... al principio me quedé un poco horrorizada creyendo que se metían cigarrillos dentro hasta que me enseñó las cajitas con los conos de incienso que arden en su interior, de forma que el humo aromático sale por unos agujeritos que la figura tiene en la parte superior. El erizo-marioneta lo compré para mi sobrino-ahijado James.


Estaba todo lleno de ranas-príncipe. Tengo ganas de hacer unas galletas decoradas inspiradas en ellas. La bolsa del dragóns es también de Butlers. Las marionetas de dedos para hacer son geniales, abajo las tenéis montadas, casi todas por Daniel, eran sencillísimas de hacer: venía todo pre-cortado y autoadhesivo.


Postales, las segundas compradas en Legoland Deutschland, donde también compramos las figuritas y llaveros de abajo, y alguna más que no aparece porque Daniel ya estaba jugando con ellas. El ratón lo compré en Rothenbur ob der Tauber y el ángel en el Virktualienmarkt de Múnich.















Y por último, lo que compramos en nuestra visita al FunPark de Playmobil de Zindorf, que también merece un post aparte. ¿Recordais que tras su cumpleaños temático de Bob Esponja, Daniel me dijo que el siguiente lo quería de Playmobil? ¡Pues ya tengo el mantel, la guirnalda de "Happy Birthday", la servilletas, los vasos y los platos. Las moneditas se hacían poniendo 5 cts. en una máquina del FunPark y haciendo girar la manivela... como buena coleccionista de Playmobil que soy, son para mí todo un tesoro.

¡Esto es todo! Bueno, en realidad Daniel volvió con bastantes Playmobil, Legos y juguetes varios, pero esos andan ya desperdigados por casa "cumpliendo su función".

No hay comentarios: